Tomada y las Madres de Plaza de Mayo firmaron un Convenio de Empleo y Capacitación

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, firmaron el viernes 23 de mayo un Convenio de Empleo y Capacitación para los trabajadores y las trabajadoras de la Misión Sueños Compartidos. El Ministerio de Trabajo aportará recursos para capacitación al proyecto que impulsa la Fundación Madres de Plaza de Mayo a través del cual se contrata a hombres y mujeres que habitan en zonas de emergencia para la construcción de sus propias viviendas.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada

y la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini firmaron el viernes 23 de mayo un Convenio de Empleo y Capacitación para los trabajadores y las trabajadoras de la Misión Sueños Compartidos. El ministerio de Trabajo aportará recursos para capacitación al proyecto que impulsa la Fundación Madres de Plaza de Mayo a través del cual se contrata a hombres y mujeres que habitan en zonas de emergencia para la construcción de sus propias viviendas.

El Secretario de Empleo, Enrique Deibe se refirió al “honor” de compartir un proyecto con las Madres de Plaza de Mayo y señaló que este será uno de los días más felices de su gestión.

La Presidenta de las Madres dijo que “para las Madres era impensado llegar a esto, a construir dignidad, porque lo de las viviendas es una excusa para llegar a esto por lo que nuestros hijos dieron sus vidas”. Y recordó que “el proyecto se llama “Sueños Compartidos” porque son los únicos que se hacen realidad, los que se comparten con otros.” Y continúo “cuando la gente toma en sus manos el proyecto, no hay que darles nada.” “Hace un tiempo” refirió “las Madres una vez nos preguntamos, qué es más importante, seguir persiguiendo milicos, o que un niño coma y un hombre sea feliz. Y decidimos que que un niño coma y hombre sea feliz. A los milicos los siguen persiguiendo los abogados.”

La Misión Sueños Compartidos, en desarrollo en varios puntos de la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del país consiste en la construcción de viviendas familiares y edificios de uso comunitario. La Fundación contrata con ese fin a mujeres y hombres que habitan en las villas de emergencia donde se construyen las nuevas viviendas, quienes pasan a ser trabajadores registrados del sector construcción. Mediante el convenio, el Ministerio de Trabajo reforzará las acciones de inserción en el empleo y de capacitación laboral para quienes son empleados en estas obras. La idea es que, además de acceder a una vivienda propia, puedan adquirir nuevos saberes y habilidades para recuperar su dignidad como trabajadores.