Tomada puso en marcha el “Tercer programa de Trabajo Decente por país para el período 2012 a 2015”

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, encabezó la firma de un memorándum de entendimiento para la puesta en marcha en la República Argentina del “Tercer Programa de Trabajo Decente por País para el período 2012 a 2015”, junto al titular de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja; el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez; y el director de la oficina de OIT en la Argentina, Marcelo Castro Fox.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, encabezó hoy la firma de un memorándum de entendimiento para la puesta en marcha en la República Argentina del “Tercer Programa de Trabajo Decente por País para el período 2012 a 2015”, junto al titular de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja; el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez; y el director de la oficina de OIT en la Argentina, Marcelo Castro Fox.

En referencia a los objetivos prioritarios establecidos en 2003 por la OIT para la Argentina, Tomada sostuvo que “nos habíamos fijado metas casi imposibles y hoy entre todos lo hemos hecho posible. Sabemos que nos falta, pero estamos trabajando y profundizando las políticas para lograrlo” y enfatizó sobre “la idea de fortalecer la prevención en materia de accidentes de trabajo. Vamos a tener una nueva ley que va a contar con la necesidad de trabajar en la prevención”

A su vez, el titular de la cartera laboral se refirió a la responsabilidad del Ministerio de Trabajo de promover el concepto de trabajo decente en las políticas públicas. “La Presidenta de la Nación ha dado testimonio no solamente con las palabras sino también en las políticas que se vienen llevando a cabo. Trabajo decente es reducir el trabajo no registrado, es defender el empleo en los momentos de crisis, y es enfrentar esta tradicional receta de hacer sufrir al empleo y a los salarios para enfrentar una crisis”

Por su parte, Daniel Funes de Rioja expresó su “orgullo de ver que la Argentina ha logrado un grado de madurez en el diálogo. El mundo y la Argentina tienen que ejercer el diálogo social. Y esta mesa lo está haciendo” y agregó que “la OIT se merece a la Argentina y la Argentina se merece la OIT”

En su intervención, Gerardo Martínez se pronunció a favor de “mantener el diálogo a pesar de los debates que existen hoy en día” y apostó al protagonismo de la OIT. “Creemos que tiene un papel muy importante”, dijo.

En tanto, el director de la oficina de OIT en Argentina, Marcelo Castro Fox destacó la firma del memorándum. “Es una oportunidad. Hay muchos países en los que no se ha firmado ni un solo convenio y acá vamos por el tercero” y agregó que “el nuevo director de la OIT, Guy Ryder, conoce lo que se está haciendo en Argentina y eso nos va a ayudar en el futuro. Nos comentó sobre el buen trabajo que se viene haciendo en este país”

En el acto, que se llevó a cabo en la sede de la cartera laboral, estuvieron también presentes la secretaria de Trabajo, Noemí Rial; el secretario de Empleo, Enrique Deibe y funcionarios del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Cabe recordar, como antecedente, que en octubre de 2003, el Gobierno nacional adoptó los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2003-2015 para Argentina, entre los cuales se incorporó el de “Promover el Trabajo Decente”.

Es así que, a través del Memorándum que se firma, en concordancia con el mandato de la OIT, el Gobierno argentino y los representantes de empleadores y de trabajadores manifiestan su decisión de ejecutar el “Tercer Programa de Trabajo Decente por País (PTDP) para Argentina durante el período 2012 a 2015”, en el que la OIT prestará su cooperación.

Los objetivos prioritarios son: reducir la precariedad laboral, el empleo no registrado y la informalidad, promoviendo la protección social y la calidad y cantidad del empleo; mejorar las condiciones de empleabilidad y accesibilidad; promover el efectivo cumplimiento de los derechos y principios fundamentales en el trabajo, con especial atención a la prevención y erradicación del trabajo infantil y el trabajo forzoso y consolidar la extensión de la cobertura de la protección social.