Tomada encabezó un operativo de inspección en el barrio de Once

El ministro junto a la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, y más de treinta inspectores participaron hoy de un operativo en el que se inspeccionaron comercios, recorriendo las principales calles del barrio. La acción se enmarca en las inspecciones que viene realizando el MTEySS. Se fiscalizaron 105 establecimientos; de los 291 trabajadores relevados 60 no estaban registrados.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y su viceministra, Noemí Rial participaron hoy de un operativo para detectar trabajo no registrado en comercios del barrio de Once.

El operativo del día de hoy, que se encuadra dentro de las inspecciones que el Ministerio viene llevando a cabo, contó con la presencia de más de treinta inspectores desplegados por las principales calles del barrio. Se inspeccionaron 105 establecimientos, en los cuales, de los 291 trabajadores relevados 60 no estaban registrados.

Luego de las inspecciones, Tomada y Rial brindaron una conferencia de prensa en la que destacaron esta nueva etapa que tiene como principal objetivo “la extensión de derechos y la inclusión laboral”

El titular de la cartera laboral destacó la tarea que realizaron los inspectores “atacando uno de los aspectos que para nosotros es central en la ciudad de Buenos Aires”, y agregó que “hemos superado los 3.000.000 de trabajadores inspeccionados en estos años y creemos que ahora la tarea debe estar más dirigida a determinados colectivos donde ahora no quedan excusas. Se acabaron las excusas para no registrar trabajadores”

Con el objetivo de que los empleadores regularicen la situación registral de los trabajadores, el MTEySS dota a sus inspectores de la herramienta informática denominada “Inspector Digital”, la que modificó considerablemente el procedimiento habitual de inspección.

A través del uso de netbooks, los inspectores pueden saber en el momento el cumplimiento o incumplimiento de los empleadores y, a la vez, fijar y notificar una fecha de audiencia de descargo en el caso que sea necesario.

Sobre este tema, Tomada destacó la incorporación de nuevas tecnologías. “Ya se acabaron los tiempos de una inspección en la que pasaban 3 o 6 meses para poder pedir la certificación y aplicar las sanciones. Hoy por hoy las sanciones en las inspecciones en las que hayamos podido detectar trabajo no registrado van a ser de forma casi inmediata. Les vamos a dar la posibilidad de que se regularicen instantaneamente y si esto no se produce se van a pedir las sanciones de forma inmediata”.

Al respecto agregó que “creemos en que esta etapa debemos trabajar sobre lo que ya hemos inspeccionado y esto tiene un efecto docente. Vamos a volver a ir a todos los lugares donde hemos inspeccionado para verificar si efectivamente hemos logrado modificar el comportamiento y esta cultura de la evasión”

Sobre el cierre de la conferencia, el Ministro de Trabajo hizo especial hincapié en los derechos que los trabajadores pierden al no estar registrados. “La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha dado instrucciones muy claras sobre cómo tenemos que avanzar en esto porque se trata de la extensión de derechos, de la inclusión laboral”.

Y explicó que “primero nos preocupamos porque esos trabajadores accedan a los mismos derechos que los demás trabajadores pero también estamos en condiciones de exigir a los empleadores otro comportamiento con relación a este tema”.