Tomada encabezó acto por el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil

El ministro Tomada encabezó hoy el acto conmemorativo por el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, en el que se realizó lanzamiento oficial del Proceso de Evaluación y Rediseño del Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente.


“Hoy no discutimos si el trabajo infantil es bueno o malo. Hoy en la Argentina sabemos que es un delito”, sostuvo el ministro.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, encabezó hoy el acto conmemorativo por el Día Mundial contra el Trabajo Infantil junto a la titular de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), Pilar Rey Méndez; la representante de UNICEF Argentina, Florence Bauer; la subsecretaria de la Secretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia y miembro plenario de la CONAETI, Marisa Graham, y la representante del sector empresarial de la Red de Empresas contra el Trabajo Infantil, Cecilia Juliarena.

En su intervención Tomada celebró “el trabajo conjunto por un mismo objetivo. Hemos dado pasos hacia adelante”, y agregó que “hoy no discutimos si el trabajo infantil es bueno o malo. Hoy en la Argentina sabemos que es un delito”.

A su vez, el Ministro explicó que “desde el 25 de mayo de 2003 hubo un proyecto nacional en marcha que puso el eje en dignificar el trabajo adulto, y le dio prioridad a la infancia como sujeto de derechos. Lo hizo mejorando el presupuesto educativo como nunca en la historia y ampliando la protección social”. “Era necesaria esa voluntad política para que se dieran todas estas transformaciones. Y necesitamos mantener el mismo camino”, concluyó el titular de la cartera laboral.

Por su parte, Pilar Rey Méndez afirmó que “tenemos que convertir el trabajo infantil en historia, porque hoy en la Argentina tenemos datos concretos que nos permiten decir que el trabajo infantil tiene daños irreversibles”.

En el acto tuvo lugar el lanzamiento oficial del Proceso de Evaluación y Rediseño del Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente. El plan nacional constituye un conjunto de objetivos y lineamientos para cumplir una política de prevención y erradicación del trabajo infantil enmarcada en la protección integral de los derechos de la niñez.

El sector empresario comenzó a participar de diferentes encuentros a partir de los cuales se “institucionalizó” el espacio, con la creación en el año 2006 de la Red de Empresas Contra el Trabajo Infantil cuyo objetivo es la sensibilización y difusión de la problemática y la ejecución de programas y proyectos tendientes a la erradicación del trabajo infantil. Actualmente la Red cuenta con casi 100 empresas y con el asesoramiento de la OIT y UNICEF. Durante el acto se lanzó también la campaña de difusión “Trabajo Infantil y Cadena de Valor” que consta de un video animado, un spot de radio y piezas gráficas, con el objetivo de continuar divulgando y creando conciencia entre los empleados, la cadena de valor (proveedores y clientes) y consumidores en general de la Red.

Este año se hace particular hincapié en la cadena de valor de las empresas dado que, si bien cada uno de los eslabones es esencial, muchas veces algunos de ellos son sutiles y pasan desapercibidos. El rol del sector empresario en la erradicación del trabajo infantil es la identificación y el control de los mismos. El empresario es solidariamente responsable ante la ley por su cadena de valor (Ley N° 20.744 de Contrato de Trabajo).

Es probable que una gran empresa no contrate mano de obra infantil de forma directa, pero se puede abastecer, sabiéndolo o no, de empresas que sí lo hacen. Como empresarios deben identificar los eslabones de la cadena de valor y vigilar la no utilización de mano de obra infantil en ningún eslabón.

Además se presentó el Manual de Acciones contra el Trabajo Infantil, una guía de experiencias corporativas realizada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, la CONAETI y la Red de Empresas.

El 12 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, impulsado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el objeto de dar visibilidad y destacar el movimiento mundial a favor de la prevención y erradicación del trabajo de menores. Los trabajos que realizan niños y niñas afectan su salud psico-física y les impiden el normal desarrollo de su infancia, limitan su tiempo de juego y de descanso, así como interfieren en su educación.

Se entiende por "trabajo infantil" toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas o niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo o que no han finalizado la escolaridad obligatoria, o que no han cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso.