Tomada en la inauguración de la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario

En el marco de las celebraciones previstas con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo (1810-2010) se están llevando a cabo las primeras celebraciones. El 1 de mayo se inauguró la primera Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario en el antiguo Mercado Central de Avellaneda. El ministro de Trabajo asistió a dicho evento en donde manifestó: “La primera Casa de la Historia y la Cultura que estamos inaugurando hoy es el mejor lugar para celebrar el 1 de mayo, ya que es un punto de encuentro entre la Cultura y el Trabajo, rodeado de trabajadores y trabajadoras, dirigentes sindicales, actores sociales a nivel municipal, provincial y nacional”.


En el marco de las celebraciones previstas con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo (1810-2010) se están llevando a cabo las primeras celebraciones. El 1 de mayo se inauguró la primera Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario en el antiguo Mercado Central de Avellaneda. Tomada asistió a dicho encuentro en donde manifestó: “La primera Casa de la Historia y la Cultura que estamos inaugurando hoy es el mejor lugar para celebrar el 1 de mayo, ya que es un punto de encuentro entre la Cultura y el Trabajo, rodeado de trabajadores y trabajadoras, dirigentes sindicales, actores sociales a nivel municipal, provincial y nacional.”

Este es el 1 de mayo del Bicentenario y no todos los Centenarios han sido iguales. No todos han sido una fiesta. El Primer Centenario en el que se consolidaba un proyecto de país para pocos, propiciando el estado de sitio e impidiendo las protestas de trabajadores que manifestaban por un país para todos.

Estos espacios forman parte de de los festejos del Bicentenario, que incluye a todos los actores sociales, políticos y económicos, caracterizándose como un festejo descentralizado y federal. El Bicentenario pretende ser una puerta a la democratización de la alegría, por eso entre los ejes principales se encuentra la revalorización de las fiestas populares, impulsando y apoyando en cada rincón del país las manifestaciones de nuestra cultura y los festejos de nuestra gente.

Generar oportunidades de empleo y capacitación. El Proyecto permitirá brindar capacitación y generar oportunidades de empleo en la actividad de la construcción a los trabajadores desocupados que intervendrán en la ejecución de esta obra de infraestructura cultural comunitaria, como así también a aquellos que se ocupen de su puesta en funcionamiento.

También generará procesos de calificación profesional y posibilidades de empleo en las diversas áreas de la gestión cultural para quienes trabajen en las Casas de la Historia y la Cultura del Bicentenario una vez inauguradas.

El doble propósito es promover el acceso al empleo y a la formación laboral, fundamentalmente de jóvenes entre DIECIOCHO (18) y VEINTICUATRO (24) años, tanto en conocimientos relativos a la industria de la construcción como a los vinculados a la gestión cultural y a la operación técnica de la Casa.

A partir de la construcción de este espacio, cada una de las localidades contará con un cine y teatro que también se constituirá en sede para el desarrollo de programas, actividades y eventos organizados por la Secretaría de Cultura de la Nación, la Casa Nacional del Bicentenario, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), el Instituto Nacional del Teatro (INT) y demás organizaciones e instituciones que desarrollen actividades de promoción cultural