Tomada en el Encuentro de Reflexión sobre los gobiernos progresistas de América latina

El ministro de Trabajo destacó que “la democracia, la igualdad y la equidad social“, constituyen “valores comunes” sobre los cuales se construye la unidad sudamericana, al tiempo que destacó el rol del Estado como “organizador de los mercados”.


El ministro de Trabajo destacó que “la democracia, la igualdad y la equidad social“, constituyen “valores comunes” sobre los cuales se construye la unidad sudamericana, al tiempo que destacó el rol del Estado como “organizador de los mercados”.

“El Estado debe asumir la condición de organizar los mercados, porque si todo queda ligado al mercado no estará garantizada ni la inclusión ni la distribución del ingreso en nuestras sociedades“, aseguró el ministro.

Tomada señaló además que “el mercado de trabajo excluye, discrimina” por eso sostuvo que desde el gobierno nacional, “construimos políticas públicas a partir de una necesaria y recuperada noción de un Estado organizador de los mercados”.

El funcionario expresó estos conceptos al participar de la tercera mesa de debate con la que se cerró el Encuentro de Reflexión Política sobre los gobiernos progresistas en América Latina.

El debate se desarrolló en el día de ayer y se clausuró esta tarde en el Hotel Claridge de esta capital, donde concurrieron analistas y politólogos de distintas naciones sudamericanas, que fueron patrocinados por las fundaciones Friedrich Ebert y Jean Jaurés y el Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (CEPES). Tras ratificar que el empleo y la distribución del ingreso “son y fueron los ejes fundamentales del desarrollo del país“, iniciado en el 2003, Tomada señaló que el nuevo escenario financiero internacional “va a requerir un esfuerzo mayor de los gobiernos progresistas de la región en relación a la intensidad y a la calidad de esas políticas públicas”.

“Porque -siguió el funcionario- en un contexto de recursos financieros escasos y volátiles las inversiones en salud, educación, o innovación van a ser claves como factor de equidad y de inclusión social”.

Y agregó que “el desconcierto del pensamiento neoconservador y de algún progresismo” ante la crisis financiera internacional con epicentro en los Estados Unidos, refuerza en el Gobierno la idea de un estado “activo, regulador y con capacidad de intervenir en la economía”.

“En el caso de nuestro gobierno -aseguró Tomada- el desafío es transformar la experiencia de estos cinco años en una cuestión programática que se va a poner en juego en los tiempos por venir”.

También afirmó que “el empleo sigue siendo hoy el principal vehículo de inclusión; nuestros pueblos cuando votan exigen a los gobiernos que generen trabajo, porque el trabajo es la principal herramienta para mejorar la distribución del ingreso“, dijo el ministro para luego referir que “la integración sudamericana se realizará sobre la base de “la conjunción de valores compartidos por los gobiernos de la región”.

Sobre ese punto, Tomada señaló que “si bien tenemos déficits, hay elementos alentadores, esto es, que se están superando los límites de una integración pretendidamente macroeconómica y sesgadamente comercial”.

En ese sentido Tomada, destacó el rol de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) en el contexto de la multilateralidad y “su efectividad” en la resolución de los conflictos regionales, como el generado entre Ecuador y Colombia o el conflicto suscitado en Bolivia a raíz del reclamo autonomista de los prefectos de la Media Luna.

“Hoy podemos impulsar un proceso de integración regional mirándonos en la cara del UNASUR, una experiencia embrionaria y autónoma que dio una respuesta frente a esta derecha que se levanta por todas partes“, enfatizó el ministro.

Por último, el titular de Trabajo destacó que “la democracia, la igualdad y la equidad social“, constituyen “valores comunes sobre los cuales se construye la unidad sudamericana”.

El ministro cerró el tercer panel de la reflexión que puso en debate “Lo nacional y lo regional: La construcción de una Agenda propositiva“, en que además expusieron el subsecretario de Integración Americana y Mercosur de la Cancillería, Eduardo Sigal, el senador uruguayo, José Mujica; Lole Iliada Lópes, miembro de la Dirección Nacional de PT brasilero; y el embajador chileno en nuestro país, Luis Maira.

Lo hicieron también el economista del Plan Fénix, Aldo Ferrer, y el filósofo Ricardo Forster