Tomada en el 60° aniversario de la Constitución del ’49

El ministro de Trabajo participó en el acto organizado por el Consejo Directivo de la CGT, con motivo de cumplirse, el día 16 de marzo, el 60° aniversario de la promulgación de la Carta Magna de 1949. Durante el evento, Tomada señaló: “el país vive un momento histórico: desde mayo de 2003 el Gobierno procura otorgarle otra vez contenido real a los inolvidables principios y valores sociales consagrados por la Constitución Nacional de 1949. El desafío es continuar la tarea emprendida para recuperar el trabajo y el salario y defender los derechos de los trabajadores”.


El ministro de Trabajo participó en el acto organizado por el Consejo Directivo de la CGT, con motivo de cumplirse, el día 16 de marzo, el 60° aniversario de la promulgación de la Carta Magna de 1949. Durante el evento, Tomada señaló: “el país vive un momento histórico: desde mayo de 2003 el Gobierno procura otorgarle otra vez contenido real a los inolvidables principios y valores sociales consagrados por la Constitución Nacional de 1949. El desafío es continuar la tarea emprendida para recuperar el trabajo y el salario y defender los derechos de los trabajadores”.

Tomada subrayó que “la filosofía política de aquella Constitución Justicialista brilla hoy más que nunca frente a los estragos del capitalismo salvaje, del desenfreno individualista, de los paraísos fiscales y del infierno social”. “El escenario del país antes, durante y luego del dictado de esa Constitución era de profunda transformación social y de cambio de la relación de fuerzas, de fortalecimiento del movimiento obrero y de aparición de una burguesía empresaria y permitió consolidar un nuevo estado de cosas y el pleno empleo, el salario justo, el aguinaldo, las vacaciones y el derecho social“, afirmó. Agregó que “esos valores y conceptos la hicieron intolerable en el país de la fusiladora de 1955. Pero esa Nación y esos principios, valores y derechos sociales superaron largamente la decisión de derogarla, en 1956, y permanecieron como bandera indelegable e intransferible del movimiento obrero” argentino.

A su vez, el abogado laboralista y titular de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, Héctor Recalde, indicó que “los intereses económicos concentrados siempre se han opuesto al avance de los pueblos” y señaló que aquella Carta Magna de 1949 plasmó de forma dogmática “una realidad”. “La fuerza de los pueblos es incontenible como el agua. Todos aquellos que quieran oponerse al avance pleno de la justicia social serán pasados por arriba“, concluyó Recalde.

También reivindicaron la promulgación de la Carta Magna de 1949 los sindicalistas Hugo Moyano, Julio Piumato, Horacio Ghilini y Juan Carlos Schmid, quienes encabezaron el acto en la CGT.

A su turno, el integrante de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni afirmó que la promulgación de esa Constitución constituyó “un antes y un después” y puntualizó que la ampliación de la base de la ciudadanía fue producto de “movimientos policlasistas que luego fueron salvajemente criticados”. Agregó que esa Constitución proclamó “el antiracismo en su artículo 28, por contraposición a lo que hicieron los liberales durante la concentración urbana; determinó el derecho del habeas corpus en el 29 y consagró la seguridad jurídica en el 95”.

Por último, Piumato anunció que el gremio judicial organizó para el 6, 7 y 8 de mayo próximo en la Facultad de Derecho, Figueroa Alcorta al 2.200, las Jornadas de constitucionalismo social “Arturo Sampay“, numen de la Carta Magna de 1949