Tomada: “El Gobierno busca mantener el nivel y la calidad del empleo”

El miércoles 20 de mayo, durante la presentación del Régimen de Crédito Fiscal 2009, el ministro de Trabajo enfatizó que la crisis internacional “no debe ser utilizada como una excusa para degradar las condiciones de trabajo”, al tiempo que remarcó que el Gobierno nacional actúa sobre “la necesidad de mantener el nivel y la calidad del empleo”.


El miércoles 20 de mayo, durante la presentación del Régimen de Crédito Fiscal 2009, el ministro de Trabajo enfatizó que la crisis internacional “no debe ser utilizada como una excusa para degradar las condiciones de trabajo“, al tiempo que remarcó que el Gobierno nacional actúa sobre “la necesidad de mantener el nivel y la calidad del empleo”.

Tomada dijo también que el accionar oficial también apunta “a inducir un comportamiento proactivo en favor del empleo de parte de las empresas”.

El nuevo régimen, presentado durante un acto al que asistieron cerca de un centenar de empresarios, involucra un monto de 22,5 millones de pesos, cifra que supera en un 500 por ciento al monto que estuviera disponible en 2007.

Tomada afirmó que el sistema de crédito fiscal constituye “un instrumento destinado a financiar proyectos presentados por las empresas que apunten a la capacitación de trabajadores ocupados o desocupados y/o a la adquisición de equipamiento nuevo destinado a instituciones de formación profesional”.

“Se trata de una línea más de trabajo que apunta a defender los puestos de empleo de calidad“, indicó Tomada, y dijo que el empleo “es la gran víctima de la crisis económica internacional”.

“En Argentina hay una fuerte tarea para preservar los puestos de trabajo“, indicó el ministro, tras lo cual afirmó que “necesitamos inducir un comportamiento proactivo en favor del empleo de parte de las empresas”.

Explicó además que el nuevo régimen de incentivos “va dirigido fundamentalmente a los jóvenes de entre 18 y 24 años, a las mujeres, a los mayores de 45 y a los discapacitados”.

Las empresas que participen de este régimen recibirán certificados de crédito fiscal que les permitirán cancelar impuestos cuya aplicación, percepción y fiscalización se encuentre a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), según explicó la cartera laboral.

Los proyectos que se presenten deberán implementar algunas de las siguientes líneas de acción: formación profesional, formación en informática básica, formación para certificación de estudios de nivel primario, secundario, terciario y/o superior; evaluación y certificación de competencias laborales y prácticas formativas en puestos de trabajo para desocupados