Tierra del Fuego: el gobierno nacional actualiza los procesos productivos de celulares y aires acondicionados

El objetivo es mejorar la productividad y la competitividad de la industria fueguina y reducir los precios de la tecnología para los consumidores.


En el marco del acuerdo sectorial para la mejora de la competitividad de la industria electrónica de Tierra del Fuego, el gobierno actualizó el “proceso productivo” de celulares mediante la resolución 66/2018 de la Secretaría de Industria, publicadas hoy en el Boletín Oficial. Y actualizará durante los próximos días los de aires acondicionados.

Los procesos productivos, establecidos por resolución de la secretaría de Industria de la Nación, son una de las vías que tienen las compañías beneficiarias del régimen de promoción industrial fueguino para constatar que los bienes que producen son “originarios” de la isla (y acceder así a sus beneficios).

Con la actualización de los procesos previstos para la producción de aires acondicionados y celulares (que siguen estándares internacionales), el gobierno nacional busca bajar los costos de producción para las empresas, mejorar la productividad y la competitividad de la industria y reducir los precios de la tecnología para los consumidores.

Asimismo, la medida se enmarca en el trabajo conjunto que viene realizando el Gobierno Nacional junto a la Provincia y el sector privado con vistas a optimizar la actividad de la Isla y orientar su desarrollo a partir de la diversificación de su estructura productiva en forma sustentable.

Avances en los compromisos del acuerdo sectorial

Tras la firma del acuerdo sectorial a fines del año pasado, el gobierno estableció la baja gradual del impuesto interno para los productos electrónicos (fabricados o no en Tierra del Fuego). El gobierno nacional está trabajando además en una serie de medidas adicionales para la mejora de la productividad de la industria en la isla. Entre ellas, la baja de los costos aduaneros y de transporte marítimo, la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y el plan de mejora de la seguridad de las rutas.

En marzo, mediante un decreto presidencial, el gobierno bajó de 5 a 2 años el período que debe transcurrir para la modificación de los procesos productivos previstos en el régimen de promoción industrial, con el objetivo de favorecer la actualización tecnológica.

Por otro lado, en junio, mediante una resolución de la Secretaría de Industria de la Nación, estableció los criterios que establecen la existencia de una “transformación sustancial” de productos obtenidos a partir de recursos originarios de la isla con una participación de insumos importados, de manera que puedan acceder a los beneficios del régimen de promoción industrial.

Tal es el caso de los muebles de madera de lenga fueguina o la industria hidrocarburífera. Con esta normativa, el gobierno nacional busca incentivar una mayor agregación de valor a los recursos naturales de la provincia, con mayores encadenamientos productivos, y la radicación de inversiones en sectores sustentables vinculados a la pesca, la industrialización de la madera y el gas, principalmente orientado a la petroquímica.