Tercera jornada sobre trabajo y familia, responsabilidades y conciliación

Fue organizada por la CTIO del MTEySS, la Secretaría de DDHH, el INADI, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Consejo Nacional de las Mujeres. En esta instancia se abordó la dimensión comunicacional de la problemática del cuidado.


Se llevó adelante la tercera jornada del ciclo de charlas “Conciliación trabajo y familia: diagnósticos contemporáneos y desafíos de las políticas públicas”, organizada por la Comisión para el Trabajo con Igualdad de Oportunidades del MTEySS, la

Secretaría de DDHH, el INADI, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Consejo Nacional de las Mujeres. En esta instancia se abordó la dimensión comunicacional de la problemática del cuidado.

Cuatro organismos del Estado, nucleados en el sector estatal de la Comisión para el Trabajo con Igualdad de Oportunidades (CTIO) junto a esta Comisión, desarrollaron la tercera jornada del ciclo de charlas para debatir las políticas públicas vinculadas a la conciliación del trabajo y la familia y la visibilización de las tareas de carácter doméstico no remunerado, indispensables para la vida en sociedad.

Tras las palabras de apertura pronunciadas por Patricia Mattos en representación de la CTIO, y la directora de Asistencia Técnica del Consejo Nacional de las Mujeres, Natalia Turbiner, disertaron la directora de Investigación y Producciones del AFSCA, Myriam Pelazas; Florencia Cremona del Laboratorio de Comunicación y Género de la Universidad Nacional de La Plata; y Marta Dillon, editora del suplemento Las 12 del diario Página 12.

Pelazas destacó que “si bien desde los organismos del Estado se mantienen reuniones periódicas con las agencias de publicidad para alertarlas acerca de los contenidos discriminatorios que se propagan en los mensajes publicitarios son pocos los resultados que se logran”. La funcionaria agregó que “hasta

no tener un poder de policía más efectivo seguiremos viendo en los medios audiovisuales contenidos que no contemplan la conciliación trabajo y familia”. Durante su exposición se proyectó un compilado de ficciones que se emiten por TV en la que se observó la cotidiana discriminación que padecen las empleadas de casas particulares.

Cremona señaló que “a pesar de los importantes cambios culturales y legislativos que se dieron en los últimos años queda mucho camino por recorrer. Es clave avanzar en la formación de comunicadores críticos de las situaciones de desigualdad de género”.

La última disertante en hacer uso de la palabra fue la editora del suplemento Las 12, Marta Dillon, quien ejemplificó con casos concretos de su oficio, cómo se plasma la falta de igualdad al interior de los hogares: “Para mandar a cubrir el último Encuentro Nacional de Mujeres –ejemplificó- no fue fácil encontrar a alguna cronista que pueda viajar, ya que muchas de ellas estaban supeditadas a los horarios laborales de sus respectivos maridos”.

La jornada contó con la presencia de casi 50 personas entre ellos funcionarios, dirigentes sindicales, referentes sociales, empresarios e investigadores académicos.