Tercer encuentro del Ciclo de la Estrategia Nacional de Integridad

Se analizaron las iniciativas estratégicas vinculadas al desarrollo de herramientas para la innovación digital y el diseño de políticas de integridad para procesos de fiscalización.


La tercera reunión del Ciclo de Encuentros sobre la Estrategia Nacional de Integridad (ENI), organizado por la Oficina Anticorrupción (OA), contó con la participación de más de 70 enlaces de organismos del Poder Ejecutivo Nacional e integrantes del Consejo Asesor.

El panel de expositores estuvo conformado por Marianela López, Directora de Acceso a la Información y Transparencia del Ministerio de Transporte; Marcelo Rogora, Director de Integridad y Buenas Prácticas de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA); Roxana Mazzola, Directora Nacional de Transparencia del Ministerio de Obras Públicas y Mariana Regueira, Directora del Centro de Competencia Compliance de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, organización que conforma el Consejo Asesor de la ENI.

Primero, Franco Serra, asesor de la OA, destacó: “hay una intersección que involucra al desarrollo de herramientas tecnológicas para la promoción de la transparencia, el acceso a la información y la participación social”. En este sentido, la ENI contempla 27 actividades que prevén implementar herramientas tecnológicas y/o recursos digitales en políticas de integridad y 45 actividades que trabajan en mejorar el acceso a la información y promover la transparencia activa. En términos de iniciativas de fiscalización, estas acciones “buscan atender la burocracia a nivel de calle, que interactúan con grupos sociales, muchos de ellos vulnerables” y, por ello, es necesario contemplar acciones que promuevan la integridad y la transparencia.

Luego de un espacio donde se compartieron experiencias entre las y los oradores, Marianela López Directora de Acceso a la Información y Transparencia del Ministerio de Transporte, remarcó el impulso de la Oficina Anticorrupción para la creación de áreas de integridad que “generó un punto de partida para revalorizar la integridad y transparencia en el ámbito ministerial, así como en los organismos y empresas públicas del sector”. Y agregó: “ha sido una definición política que dejará a quienes nos sucedan un panorama mucho mejor del que encontramos cuando llegamos”. En relación a la convocatoria a participar de la ENI comentó: “fue un trabajo de reflexión, un desafío y un disparador para repensar nuestras políticas de integridad, transparencia y la vinculación con otras áreas del Ministerio. Se trata de una gran definición política poner el foco en estas áreas”.

Sobre la iniciativa “Programa de Integridad y Transparencia para fiscalizadores”, López indicó que es compartida con la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y que “se trata de una iniciativa sin precedentes, dado que no había antecedentes de trabajo en materia de integridad”. El programa se realizó en forma participativa y prevé acciones para acompañar el trabajo de los y las trabajadoras que están en la calle. En particular, el programa busca elevar los estándares de transparencia y fortalecer algunos dispositivos, tales como el sistema de denuncias y control, la capacitación, la generación de lineamientos de integridad y la incorporación de herramientas tecnológicas para el trabajo en la calle. La funcionaria distinguió el gran compromiso de los trabajadores y trabajadoras del sector, que participaron en su formulación.

Por su parte, Marcelo Rogora, Director de Integridad y Buenas Prácticas de AySA, recalcó el involucramiento de la Alta Dirección de AySA y de más de seis áreas de la empresa que intervinieron en la formulación de las iniciativas. También enfatizó en la importancia de contar con una mirada amplia del concepto de integridad, aplicado a la mejora de la gestión y a la utilización de los datos como evidencia para la formulación de políticas. “Tenemos una visión amplia de la integridad, que no consiste solamente en abordar el núcleo duro, sino en focalizar en el impacto que tienen las políticas públicas puertas adentro y hacia afuera. Es un cambio de paradigma que genera el compromiso de rendición de cuentas”. Al detallar las iniciativas presentadas con perspectiva de género, puntualizó que “forma parte de los mecanismos de innovación entender que la política de género también es integridad.”

Respecto a la iniciativa “Plan Integral de Transparencia, Información Pública y Participación Ciudadana para el Acceso al Agua y el Saneamiento”, explicó que propone generar acciones que fortalezcan la rendición de cuentas y el control de la ciudadanía. En este sentido, mencionó la implementación de la plataforma AySA Data que “brinda información para medir impacto sobre a quién le llegan las obras”. También se desarrollaron herramientas tecnológicas para mejorar la interacción con los y las usuarias, en el marco de un plan de transformación digital que incluye nuevos canales de comunicación.

Más adelante, Roxana Mazzola, Directora Nacional de Transparencia del Ministerio de Obras Públicas, compartió el enfoque sobre el cual se crearon las iniciativas presentadas. “Desde el Ministerio nosotros venimos marcando la necesidad de un abordaje de la cuestión de la transparencia desde un enfoque diferencial que signifique mucho más que la ausencia de corrupción. Consideramos que debe atravesar todos los procesos de gestión, pensando al organismo con un gobierno abierto que debe hacer foco en rendir cuentas, en mejorar los procesos decisorios para evitar la discrecionalidad, creando consensos y promoviendo la participación y el control ciudadano, que apunten a generar confianza en la ciudadanía”, contó.

En este marco, presentó las iniciativas vinculadas a fortalecer los procesos de toma de decisión basados en evidencia. Por un lado, el Plan de Transformación Digital que integra los sistemas de información de gestión de obras en los distintos organismos del sector. Por otro lado, la plataforma Mapa de Inversiones y el Observatorio de la Obra Pública, como espacio de debate y construcción para mejorar las políticas de transparencia e integridad en la obra pública de manera colectiva. El Observatorio cuenta con la participación de organizaciones de la sociedad civil, universidades, cámaras, entre otros actores.

Seguidamente, Mariana Regueira de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, organización que conforma el Consejo Asesor, destacó las iniciativas presentadas manifestando que “la transparencia activa, en un contexto de pandemia, representa una enorme herramienta de inclusión federal; transparentar procesos habla de una voluntad política y un liderazgo ético necesario en estos tiempos.” Además, hizo hincapié en la capacidad de construir equipo, a través de las acciones de articulación en red que se promueven desde los organismos rectores. También resaltó que las iniciativas que nutren la ENI brindan una mirada integral de las políticas de ética pública, integridad y transparencia que se plasman en el Proyecto de Ley de Ética Pública presentado por la OA.

En el cierre, Natalia Torres, Directora Nacional de Ética Pública: expresó. “la capilaridad es clave para el desarrollo de las políticas de integridad; sin ella es muy difícil responder a los desafíos que tienen cada uno de los organismos”. Por último, agregó que estas iniciativas apuntan hacia una idea de integridad enriquecida, que incorpora la mirada de derechos humanos.

El Ciclo de Encuentros, que tiene como compartir -en el marco de la Red de Enlaces de Integridad Pública y con las y los miembros del Consejo Asesor- algunas de las iniciativas que se presentan en el marco de la Estrategia Nacional de Integridad, finaliza el próximo viernes 5 de noviembre con la presentación de propuestas vinculadas a derechos humanos, género y políticas sociales.

Accedé a todas las jornadas:
Primer encuentro

Segundo encuentro

Tercer encuentro

Cuarto encuentro