Tenis de mesa: la Selección masculina trabaja en Mendoza

La delegación argentina se entrena en el club Regatas.


Después de los 14 días de aislamiento, tal como lo establece el protocolo sanitario, la delegación argentina de tenis de mesa regresó a los entrenamientos para prepararse para los Juegos Olímpicos de Tokio. "Estamos muy contentos con volver a jugar. Al principio nos costo un poco, pero los jugadores habían hecho un buen trabajo en sus casas y eso ayudó. Trabajamos en doble turno y hacemos físico, es como una pretemporada", indicó el entrenador Gustavo Levisman.

Luego de 32 horas de viaje en auto, Levisman y los jugadores Horacio Cifuentes y Martín Betancourt se sumaron al equipo argentino. "Estuvimos aislados haciendo la cuarentena en el hotel El Portal. Ahora ya estamos con todos los chicos y se armó un buen grupo de entrenamiento", explicó el entrenador.

Los jugadores autorizados por ser proyección olímpica son Horacio Cifuentes y Gastón Alto, mientras que Martín Betancourt viajó como sparring. También integran el equipo de entrenamiento los jugadores Francisco Sanchi, Tomás Sanchi y Santiago Lorenzo, entre otros.

La postergación de los Juegos de Tokio fue un “golpe”, aunque Levisman aclaró que “los chicos se jugaban la clasificación en abril. Ahora hay que esperar un poco más. La situación no afecta la estrategia de preparación y podemos prepararnos de la mejor manera”.