Taty Almeida recuperó el legajo laboral de su hijo desaparecido, a 45 años de su secuestro

Alejandro Martín Almeida trabajaba en el Instituto Geográfico Militar cuando fue secuestrado por la Triple A, hace hoy exactamente 45 años.


El último 24 de marzo, la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, habilitó a través de la Secretaría de Innovación Pública, la tramitación online de los legajos laborales de los trabajadores del Estado que fueron detenidos - desaparecidos como consecuencia de la acción del terrorismo de Estado, ejercido en nuestro país entre los años 1955 - 1983.

Con la intención de reivindicar la memoria de su hijo, Lidia Estela Mercedes Miy Uranga de Almeida, conocida como Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora, inició el trámite online para la reparación material del legajo de Alejandro Martín Almeida, quien trabajaba en el Instituto Geográfico Militar y cursaba su primer año de Medicina, al momento de ser secuestrado y desaparecido el 17 junio de 1975.

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, se comunicó telefónicamente con Taty y tras compartirle la noticia, aseguró: “El Estado nacional, en base a las políticas reparadoras de memoria, verdad y justicia, debe hacer todo lo posible para recuperar esas historias, hacerlas visibles a la sociedad, restituir con la verdad a sus familias”.

“Esta acción constituye un deber para todo Estado democrático, a fin de producir una enmienda material de los documentos públicos y una reparación simbólica para los familiares y compañeros de las víctimas”, afirmó Cafiero sobre la habilitación del trámite por expediente electrónico que permitió la recuperación del documento del hijo de Taty, incorporando la verdadera causal del cese de la relación laboral a su legajo.

La importancia de recuperar los legajos laborales reside en que contienen información relevante del trabajador. Dentro de los documentos se encuentran hábeas corpus, notas de los familiares o copias de telegramas que, al no tener respuesta, legitimaban las carátulas de abandono de tareas o ausencias injustificadas, pero también hay información acerca de cómo el trabajador obtuvo ese puesto, las tareas que desarrollaba, las partidas de nacimiento de sus hijos, o certificados de escolaridad.

Para muchos familiares e, incluso, para muchos hijos, los legajos constituyen un primer contacto; un acercamiento a su propia historia.

El trabajo, la reparación del legajo y la incorporación de Trámites a Distancia (TAD) se hizo en conjunto con la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad de la Secretaría de Obras Públicas de Infraestructura con la participación de la Secretaría de Derechos Humanos.

“Es fundamental que el Estado ponga a disposición todas las herramientas con que cuenta para reparar, en alguna medida, a las víctimas y los familiares. Llevar la verdad a los legajos de trabajadores detenidos desaparecidos como Alejandro Almeida es un modo

más de seguir en la construcción de Memoria, Verdad y Justicia, que son ejes de nuestra gestión de gobierno”, afirmó el Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti .

Luego de la notificación del primer legajo por expediente electrónico, y partir del lanzamiento de la nueva modalidad de tramitación el último 24 de marzo, se está trabajando en otros cuatro expedientes de trabajadores del Estado que fueron detenidos - desaparecidos.

Hasta la fecha, el trámite solo se realizaba de manera presencial ante la única oficina del país que estaba habilitada para recibir la documentación. Con la nueva opción online y a través de la validación del RENAPER, completando un formulario o adjuntando la nota de solicitud a través de TAD (Trámites a Distancia), cualquier persona con su DNI puede ingresar, recibir la notificación electrónica acortando plazos en el procedimiento y tomar vista del expediente en forma remota en cualquier momento.