Taller regional sobre especificaciones y equivalencia de fitosanitarios

Lo realizan en Buenos Aires, el Senasa y la FAO con representantes de organismos de Sudamérica en el que se presentan herramientas para actualizar la normativa vigente.


Buenos Aires – Buenos Aires es sede de un Taller subregional de especificaciones y equivalencia de fitosanitarios realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), junto con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y entidades del sector privado.

El taller subregional –al que asisten representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela– busca contribuir a mejorar la capacidad de las autoridades de registro de fitosanitarios para la toma de decisiones apropiadas y actualizar a la vez su conocimiento de los requisitos sobre criterios y metodologías asociadas.

Las actividades se inscriben en el Convenio de Rótterdam que impulsa las capacidades de los países para contar con sistemas y metodología de registro más eficaces, en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3 “Garantizar vidas saludables y promover el bienestar para todas las personas de todas las edades”.

Los responsables de la apertura fueron Francisco Yofre, oficial a cargo de la representación de la FAO en Argentina; Diego Ciancaglini, director de Agroquímicos y Biológicos del Senasa; Markus Müller del Instituto Federal de Tecnología (ETH) de Zurich, y Gerold Wyrwal, oficial de la División de Producción y Protección Vegetal de la FAO en Roma y representante de la Secretaría del Convenio de Rótterdam.

Los productos fitosanitarios inscriptos son parte de las herramientas que se utilizan en las cadenas productivas vegetales para controlar malezas, insectos y plagas.

“Hace 20 años que el Senasa puso en vigencia la norma sobre el principio de equivalencia en los productos fitosanitarios inscriptos. Hemos sido los precursores del sistema. En esta oportunidad, a través de la FAO, hemos convocado a distintos profesionales internacionales para comparar experiencias y establecer nuevos lineamientos que nos permitan actualizar la normativa vigente”, dijo Ciancaglini.

En la misma linea, Yofre afirmó que, "realizar este tipo de actividades y talleres, es clave para trabajar en que los fitosanitarios cumplan con los requisitos de calidad internacional para mejorar el control de plagas y obtener alimentos sustentables y medidas de control eficaces".

Las especificaciones FAO y OMS buscan promover la fabricación, distribución y uso de fitosanitarios que cumplan con los requisitos básicos de calidad. Las mismas constituyen un punto de referencia internacional para determinar la calidad de los productos, tanto con fines de reglamentación como para transacciones comerciales: así ayudan a evitar el comercio, la venta y el uso de fitosanitarios de baja calidad. Esto permite mejorar el control de plagas para obtener una producción agrícola saludable y establecer medidas eficaces de control.

La regulación de estos productos es fundamental, por lo cual los países cuentan con leyes y normativas para su uso. En este sentido, el proceso de registro de fitosanitarios y el uso de las especificaciones FAO y OMS tienen un papel preponderante.

Los fitosanitarios correctamente desarrollados y utilizados juegan un papel importante para afrontar el aumento tanto en cantidad como calidad de los alimentos que deben satisfacer las demandas de la creciente población mundial sin dejar de atender el cuidado del planeta y el cambio climático.

Proteger los cultivos y salvaguardar la salud de los agricultores, consumidores y del ambiente es clave para avanzar en la agenda de desarrollo 2030.

Información adicional
Fitosanitarios