Suman esfuerzos para fortalecer la mediación a nivel nacional


Distintos actores de la sociedad civil manifestaron su compromiso a fin de sumar voluntades para fortalecer el sistema de mediación prejudicial obligatoria implementado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) conforme la Ley 26.589.

En el marco del Programa Justicia 2020 que lleva adelante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, se llevó a cabo en la Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos una reunión abierta sobre la iniciativa “Expansión de los Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (MARC)”.

Del encuentro participaron distintos organismos y representantes de la sociedad civil y se trabajó de manera conjunta con los distintos actores interesados.

Durante su presentación, la Directora Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos, Raquel Munt, compartió los datos estadísticos de la mediación prejudicial logrados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que demuestran el efecto transformador de la mediación prejudicial obligatoria previa al inicio de las causas de la Justicia Nacional en lo Civil.

Ello es así porque excede la suscripción de un acuerdo, en tanto permite, entre otras cosas, efectuar un replanteo del conflicto, reducir los niveles de conflictividad, y lograr una visualización más realista de las posibilidades de los reclamos.

La funcionaria precisó que "como conclusión acordamos en torno a fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que tiene el modelo de mediación prejudicial implementado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) conforme la Ley 26.589, y que sabemos que es un sistema que, además de garantizar un efectivo acceso a la justicia, contribuye a mejorar la convivencia promoviendo la cultura del diálogo y la cooperación".

Raquel Munt también explicó que "esto tiene mucho que ver con la propuesta de Justicia 2020, de lograr una justicia ágil, cercana al ciudadano, con vocación a desjudicializar los conflictos y dar respuesta efectiva a los mismos".

"En esa línea -concluyó- la mediación prejudicial es un instituto sumamente eficaz y pertinente para la resolución auto-compositiva de los conflictos, es un método favorecedor de nuevos vínculos de interacción entre las personas que permite construir sociedades más justas, más pacíficas y más inclusivas, de ahí la necesidad de fortalecer este sistema a nivel nacional, tal como se viene haciendo desde el inicio de la gestión".

Al finalizar la jornada de trabajo se consensuó un diagnóstico colaborativo acerca de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas del sistema, con el objetivo de fortalecer a través de la mediación prejudicial el efectivo acceso a la justicia de todos los ciudadanos.

Conocé más sobre la expansión de los MARC