Soria y Vera afinan la articulación institucional para mejorar la asistencia a víctimas de trata

El director del Comité contra la trata fue recibido en las oficinas del Ministerio de Justicia.


Con el objetivo de mejorar la asistencia a las víctimas de trata y analizar el Plan 2020-2022, que propone 100 acciones para luchar contra este delito, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, mantuvo una reunión de trabajo con Gustavo Vera, director del Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas. Del encuentro participo asimismo el Secretario de Justicia Juan Martín Mena.

Soria y Vera coincidieron el martes en el lanzamiento del Plan de lucha contra la trata y explotación de personas, que encabezó el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. "Se trata de una verdadera política de Estado", concordaron.

Soria afirmó que el abordaje de esta problemática "es transversal a todos los poderes del Estado", y puso en valor la posibilidad de "articular esfuerzos, miradas y acciones con Gustavo, una de las personas que más experiencia tiene sobre este flagelo".

Además, repasaron los puntos centrales del plan bienal lanzado esta semana, al que calificaron como "integral y federal". Soria, en tanto, explicó los lineamientos centrales del Fondo de Asistencia directa a Víctimas de Trata, creado por ley en 2019 y cuya administración se ubica en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

"Hemos avanzado rápidamente con las autoridades del Banco Internacional de Comercio Exterior (BICE) para la pronta firma del contrato de constitución del fondo y en los próximos días estará implementada la unidad ejecutora encargada de la coordinación del fondo", explicó Soria.

El Fondo de Asistencia directa a Víctimas de Trata administra los bienes embargados o decomisados en el marco de las causas penales por trata, crea un Registro, hace su venta pública a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), y con el producido, se nutre un Fondo Fiduciario a través del cual se repara económicamente a las víctimas.