Soria encabezó la reunión del Comité de Coordinación para la Prevención y Lucha contra el Lavado

El encuentro sirvió para reforzar lineamientos de cara a los compromisos de mediano plazo que afronta el Comité


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, encabezó la reunión del Comité de Coordinación para la Prevención y Lucha contra el Lavado de Activos, la Financiación del Terrorismo y la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.

El encuentro sirvió para reforzar lineamientos de cara a los compromisos de mediano plazo que afronta el Comité: sintetizar el trabajo realizado en el último año para llevar a cabo la Evaluación Nacional de Riesgo de Lavado; y comenzar la preparación conjunta de cara a la próxima evaluación del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional, creado en 1989 por el G7 para prevenir el lavado y la financiación del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva).

Soria remarcó el "fuerte compromiso" de la cartera que conduce con la prevención y lucha contra estos crímenes que "son silenciosos, difíciles de identificar y que la gente tal vez no logre percibir como problemáticos en su vida cotidiana. Pero al mismo tiempo, son la contracara de casi todos los delitos que afectan en el día a día a la gente".

Del encuentro interinstitucional participaron de manera presencial Sabina Frederic, ministra de Seguridad; Cristina Caamaño, interventora de la AFI; Miguel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina; Carlos Cruz, presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF); Juan Martín Mena, secretario de Justicia, Agustín Carrara, coordinador nacional para el Combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo del Ministerio de Justicia.

Vía remota, en tanto, fueron parte de la reunión más de 40 representantes de los distintos organismos que forman parte del Comité: además de los mencionados, Superintendencia de Seguros de la Nación, Comisión Nacional de Valores, Instituto de Asociativismo y Economía Social, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Corte Suprema de Justicia de la Nación y Procuración General de la Nación.

Soria explicó que durante la gestión de Gobierno anterior "estas herramientas institucionales terminaron siendo dirigidas por los socios y abogados de los principales lavadores del país, para terminar siendo funcionales a la fuga, al endeudamiento y a los negocios de los CEO’s". Sintetizó esa idea afirmando que durante el macrismo pusieron “al zorro a cuidar el gallinero".

Carrara, en tanto, afirmó: "A partir de las políticas antilavado y las de recupero de activos, tenemos dos herramientas de política criminal fundamentales, no sólo para incidir sobre los distintos mercados criminales, sino también para reparar el daño social que generan estos delitos".

“La planificación del trabajo con otros organismos en esta materia es clave para fortalecer el vínculo entre las agencias que debemos asumir que hay tipos de delitos que requieren de nuevos saberes y mayores vínculos entre las investigaciones judiciales, las investigaciones criminales y las acciones conjuntas entre el Poder Judicial y el Ministerio de Seguridad. Pero, además, estas planificaciones y nuestra participación aquí también tienen la función de recuperar la institucionalidad que el Estado perdió durante cuatro años sumamente lamentables para la seguridad y para el Poder Judicial”, sostuvo Frederic.

Cruz explicó: "Nosotros también tenemos incumbencia y gestión para dar respuesta a una sociedad en la que el 50% de los menores está por debajo de la línea de pobreza, mientras tenemos entre 200 y 300 mil millones de dólares en gran parte fugados en el exterior. Tenemos la responsabilidad de abordar, desde nuestra perspectiva, este tema y contribuir a dar una respuesta".

Caamaño, por su parte, dio cuenta del trabajo que realiza AFI: "Desde la AFI hemos presentado informes de las evaluaciones que se hicieron en otros países de Latinoamérica para conocer el panorama de forma integral y proyectar el trabajo".

Finalmente, Pesce afirmó que el Comité trabaja sobre “un tipo de delito que se perfecciona continuamente, por lo que nosotros tenemos que estar a la altura para mejorar nuestros mecanismos de control y regulación. Creo que la Argentina, y particularmente nuestro movimiento político, tiene un gran compromiso en la lucha contra este tipo de delitos por lo que tenemos que estar a la altura de las circunstancias".