Presidencia de la Nación

Sistema Cristo Redentor: Vialidad Nacional garantiza la seguridad para circular por la Ruta Nacional 7 de Mendoza

A través del Plan Integral de Mantenimiento Invernal, los trabajos de mayor intensidad se realizan en el paso fronterizo de montaña más importante de la Argentina, fundamental para las economías de la región y para el comercio internacional con Chile y el continente asiático.

En el marco del Plan Integral de Mantenimiento Invernal (PIMI), el Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, continúa realizando tareas de despeje para garantizar la circulación y la seguridad sobre la Ruta Nacional 7, especialmente en el Sistema Cristo Redentor. Se trata del corredor internacional más importante de la Argentina, que conecta el Mercosur con el Pacífico y resulta fundamental para las economías de la región y para el comercio con Chile y el continente asiático.

Los trabajos de mantenimiento invernal en este emblemático paso fronterizo se desarrollan entre los meses de abril y septiembre y se extienden a lo largo de 90 kilómetros, desde la localidad de Uspallata hasta el límite con Chile, por donde transitan alrededor de 2.000 camiones por día. Junto a Gendarmería Nacional, Vialidad Nacional coordina la apertura del paso fronterizo cuando las condiciones climáticas así lo permiten. En este sentido, el organismo vial nacional es el encargado de los trabajos para mantener la RN 7 despejada ante la permanencia de nieve y/o hielo en la calzada.

En el Sistema Cristo Redentor, Vialidad Nacional cuenta con 25 agentes y 22 equipos distribuidos entre cuatro campamentos: Punta de Vacas, Puente del Inca, Las Cuevas y Uspallata. En este último se debe presentar la documentación correspondiente para poder continuar con el viaje rumbo a Chile.

En aquellos casos en que no es posible garantizar las condiciones mínimas para realizar viajes seguros, los transportistas cuentan con cuatro playas de estacionamiento que son organizadas por la provincia de Mendoza y están equipadas con todos los servicios necesarios para albergarlos cuando el Cristo Redentor debe permanecer cerrado.

“Mantener la RN 7 en condiciones es un trabajo arduo que los viales realizan con muchísimo esfuerzo y compromiso. Durante el invierno, tienen el gran desafío de desarrollar sus tareas en un clima adverso, en la montaña y en horas de la madrugada. Gracias a ellos, los más de 2.000 camiones que transitan a diario por la RN 7 pueden llegar a destino para seguir impulsando el desarrollo productivo del país”, indicó el administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

En Mendoza, la RN 7 posee una alta densidad de tránsito relacionado a las economías cuyanas, como la vitivinícola, y a las procedentes del centro del país, vinculadas con el maíz, el trigo y la soja. Además, camiones de Brasil, Bolivia y Paraguay utilizan este corredor para trasladar cargas del comercio internacional provenientes del puerto de Valparaíso, en Chile.

El PIMI, llevado a cabo todos los años por el Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, abarca más de 7.500 kilómetros de 11 rutas nacionales pertenecientes a Mendoza y las cinco provincias patagónicas: Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. El objetivo es garantizar la seguridad en la circulación, tanto de vehículos particulares como de micros de larga distancia y transporte de carga.

Scroll hacia arriba