Silvina Vázquez, directora de la Casa Natal de Sarmiento: “La trama social es la que sostiene y permite crecer al Museo”

La nueva directora del Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento explica su propuesta de puertas abiertas para esta emblemática institución sanjuanina. Además, en el 133° aniversario de su fallecimiento, las actividades en homenaje a Domingo F. Sarmiento.


La antigua casa en la que vivió Domingo Faustino Sarmiento forma parte de la identidad sanjuanina. Es uno de los pocos edificios coloniales que sobrevivió al terremoto de 1944, y comenzó a construirse gracias al esfuerzo de Paula Albarracín, madre del expresidente, que vendía sus tejidos para poder edificarla.

Sus paredes de adobe son un símbolo de resistencia y progreso. En su patio central se encuentra la histórica higuera donde Sarmiento leía sus primeros libros, a los 5 años, y donde doña Paula Albarracín se sentaba con su telar a trabajar. Hoy convive con el histórico árbol, la instalación temporaria de tres piezas emblemáticas del arte contemporáneo como parte de la muestra Un horno para dos mesas, del genial artista argentino Víctor Grippo.

Silvina Vázquez es diseñadora industrial, docente desde hace 24 años de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) y especialista en comunicación patrimonial. Asumió como directora del Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento a principios de agosto, luego de la jubilación de su antecesora, María Rosa Plana. Posee una amplia experiencia en proyectos territoriales que la llevaron a transitar y a conocer todos los aspectos que hacen al patrimonio, tanto de la ciudad de San Juan como de las localidades más alejadas.

Para Vázquez hoy más que nunca los museos “son espacios de intercambio y enriquecimiento cultural que se deben a sus acervos y a sus comunidades”. En esta entrevista, explica su propuesta para la Casa Natal basada en abrir este espacio histórico a "la diversidad y a las comunidades interesadas por la historia, la cultura y las producciones artísticas".

-¿Cuáles serán los principales ejes en su gestión?

-Aún los estamos ajustando con el equipo, al cual me sumo con mucho respeto, porque son ellos quienes conocen la realidad y las dinámicas particulares del Museo. Ahora bien, también consideró aspectos muy importantes que vamos a tener en cuenta, como son la sinergia y la proyección que le otorga a Casa Natal ser parte de la red de museos nacionales; la intención manifestada por varias organizaciones locales y de la región de colaborar con nosotros, y, por supuesto, el gran cariño que tienen toda la provincia de San Juan por este bien tan fuertemente arraigado en ella.

Sí puedo decir que estamos en búsqueda de una Casa Natal abierta, itinerante, que desde su historia se inserte en el presente a través de las diferentes acciones culturales educativas y artísticas que vamos a ir planteando. Sí, también, con un fuerte enfoque hacia la interacción social, la inclusión, la participación y la comunicación, tan necesaria para el actuar de toda institución ante estos nuevos escenarios que se van dibujando día a día.

-Cuando asumió ya estaba pautada la participación del Museo en la Bienal Sur con las instalaciones de Grippo, pero ¿qué opina sobre la iniciativa y la polémica que se dio al respecto?

-Llegué a Casa Natal una semana antes de la inauguración de la exposición y por supuesto que me sumo a la gestión y al trabajo que venían desarrollando aquí -en conjunto con la Bienal Sur, la Secretaría de Patrimonio Nacional y la Dirección Nacional de Museos- dispuesta y abierta al diálogo y a la diversidad de opiniones que genera una acción artística de arte conceptual, muy especialmente en este lugar tan significativo.

Considero también que estamos ante la posibilidad única de entrar a esta Casa -construida por barro y manos y sostenida por más de doscientos años por la fuerza de las ideas de Sarmiento y el cuidado de los sanjuaninos y las sanjuaninas- para acceder a una parte de nuestra memoria como Nación y, a la vez, ser parte de una experiencia de arte e historia que es lo que significa tener a Víctor Grippo en este espacio. Así podremos interactuar, reflexionar y compartir sus ideas tan presentes y re significadas.


La obra "Construcción de un horno popular para hacer pan", de Víctor Grippo, es una de las tres instalaciones que se exhiben en el Museo.Fue emplazada originalmente en 1972 y evoca el ritual comunitario de la alimentación.

-Viene de dirigir el proyecto de Memoria de Telares y Teleras y en la Casa Natal está muy presente el telar de la madre de Sarmiento con el que sostenía la economía familiar. También el Museo fue espacio para encuentros de tejedoras. ¿El tejido es parte de la identidad de San Juan?

-Memoria de telares y teleras fue un proyecto especialmente atípico por su carácter social colaborativo y afectivo. Concluyó con una obra colectiva en homenaje a las cultoras del tejido tradicional sanjuanino que estuvo expuesta durante tres meses en el Museo Provincial Franklin Rawson. En él participaron más de treinta tejedoras de los más diversos y recónditos lugares de la provincia y nos sumamos a ellas, en un equipo hermoso, artistas diseñadores, comunicadores, antropólogos y varias instituciones.

Trabajamos en conjunto más de dos años. Fue un homenaje a las mujeres sanjuaninas que como doña Pula, día a día, generación en generación, pasan y pasaron sus días hilando, tiñendo y tejiendo obras y vidas en sus telares ubicado en los patios de sus casas.

Fue un homenaje a esa relación casi simbiótica que se genera entre ellas y su telar, entre cada tela y el territorio que estaban conquistando a través de sus tramas, los colores y las texturas; esa mujer que día a día, a través del tiempo habita el telar y en el tejer expresa su sentir y el amor por su lugar por su comunidad y sus identidades.

La práctica textil tradicional es un saber popular muy arraigado en la identidad de San Juan. El telar es territorio de mujeres; es la excusa para el encuentro diario con el otro y con uno mismo. Para muchos, es el sustento diario, como lo fue para doña Paula. Es la conexión con la tierra, puede ser un regalo, un legado y en él se teje el día, la familia, de la vecindad. Les permite a muchos trascender de su palabra tímida a través de los hilos del telar empotrado en la tierra, que brilla y vive a los cuatro vientos, y que grita memoria e identidad.

-¿Qué lugar debe tener entonces el Museo en la construcción del tejido social?

-Los museos actualmente tienen que ir más allá de su función tradicional de guarda restauración y conservación. Son espacios de intercambio y enriquecimiento cultural que se deben a sus acervos y a sus comunidades. Los concibo como entidades comunicantes, dinámicas. Dialogan y es, en ese conversar social y en su diversidad, donde se van re significando colecciones, exhibiciones y actividades. Esa trama social es la que lo sostiene y permite su proyección y crecimiento.

-Sarmiento tuvo como madre una mujer empoderada. A la vez promovió la educación de las mujeres y apoyó a Juana Manso y Mary Mann. ¿Qué rol tenían para él las mujeres en la construcción de nuestra ciudadanía?

-La mujer en la vida de Domingo Faustino Sarmiento fue trascendental desde su nacimiento, no solo por este rol protagónico de doña Paula dentro del hogar, sino también por el de sus hermanas y la activa participación en el ámbito escolar social y cultural que tuvieron. Ellas constituían el motor de cambio y progreso.

Sarmiento no solo tuvo esta herencia familiar feminista sino que supo rodearse también de amigas, entre ellas Juana Manso, quienes libraron una gran lucha para ser incluídas en un mundo de hombres e intervenir en sus asuntos –trabajar, participar, estudiar- sin renunciar a su condición de madre. Con ellas, Sarmiento compartió sus ideas de igualdad y la necesidad de una educación y participación en la construcción ciudadana.

Aniversario del fallecimiento de Sarmiento

El Museo y Biblioteca Casa Natal de Sarmiento es el eje de las actividades conmemorativas al "padre de la escuela". El viernes 10, a partir de las 20 h, se presenta Casa Natal abre su corazón, un espectáculo de música, luces e emágenes, que se realizara en la peatonal Sarmiento, frente a Casa Natal. Además, actúa el Coro Universitario, dependiente de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes, UNSJ.

A la mañana siguiente, a partir de las 9 h, se realiza el acto oficial en el mismo museo, organizado por el Ministerio de Educación del Superior Gobierno de la provincia de San Juan y la Casa Natal.