Silvina Batakis: “El nuevo consenso fiscal brinda mayor estabilidad jurídica a las provincias”

 


La secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, destacó en rueda de prensa en Casa Rosada que el nuevo consenso fiscal que el presidente Alberto Fernández firmará en los próximos días con las provincias busca darle más autonomía a las jurisdicciones y mayor estabilidad jurídica al sistema tributario argentino, ya que mantendrá vigentes “las alícuotas establecidas en 2019, 2020 y 2021”, por lo que “ya no va a ser necesario el próximo año firmar un consenso por materia tributaria provincial”.

“Vale decir que el proyecto no autoriza aumentos de tributos, pero sí le confiere mayor estabilidad jurídica a todos los sectores que deben pagar impuestos y, por otra parte, también le da mayor estabilidad jurídica y certeza a los gobiernos provinciales, porque el próximo año no necesitan un nuevo consenso para poder mandar sus leyes impositivas a cada una de las provincias”, añadió la funcionaria nacional en relación a la negociación encabezada por el ministro del Interior Wado de Pedro, que a lo largo de los últimos dos meses de trabajo redundó en un acuerdo amplio con el conjunto de los mandatarios y mandatarias provinciales.

Batakis también respondió las acusaciones del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que anticipó que no participará de la firma argumentando que “en la Ciudad no vamos a subir impuestos”: “Nosotros no obligamos a nadie, pero la Ciudad tendrá que regirse por el consenso de 2017, que fue el último que firmó, y que la obliga a instrumentar todas las alícuotas vigentes en ese año”.

“Nos acusan de que permitiremos crear nuevos impuestos, cuando fue la Ciudad de Buenos Aires la que el año pasado creó el impuesto a las tarjetas de crédito, lo que denota una falta de estudio en relación con la historia argentina”, sentenció la funcionaria, para luego señalar: “Lo que deben saber todos los porteños y las porteñas es que su gobierno sí está aumentando los impuestos. A través de su presupuesto y sus leyes impositivas, también incrementó el ABL el 52%, y lo mismo ocurrió con las patentes”.

Tras destacar que en el consenso fiscal celebrado durante la gestión del expresidente Mauricio Macri “se establecía un cronograma de reducción de alícuotas de impuestos provinciales, que fue forzado a firmar por los gobernadores”, la secretaria de Provincias informó que “a partir de 2019, los gobernadores reclamaron seguir teniendo sus facultades y sus autonomías tributarias” en sus respectivos distritos.

“Nosotros hicimos lugar al pedido de las y los gobernadores, y desde 2019 comenzamos con la firma de consensos en los que establecimos las alícuotas que estaban vigentes en ese momento, en ese año.”

“Esto no significa que las provincias deben aplicar esas alícuotas; incluso pueden aplicar alícuotas menores si así lo desean. Simplemente lo que se hizo fue armonizar los topes máximos”, prosiguió Silvina Batakis en diálogo con los y las periodistas.

Para llegar a este acuerdo, sostuvo la secretaria de Provincias, “dialogamos con absolutamente todas las provincias, y cada una de ellas fue enviando sus aportes, porque precisamente el consenso se trata de eso: de consensuar entre todas y todos a través del diálogo”.

“Es un trabajo que venimos haciendo desde hace dos meses -lo mismo que ocurrió el año pasado y el anterior-, y en ese consenso nosotros fuimos recibiendo propuestas de distintas provincias. Todos y todas nos fuimos poniendo de acuerdo, y así llegamos al último borrador.”

En relación con los cambios introducidos en el presente consenso fiscal, Batakis anticipó que incluirá “un tope a los Ingresos Brutos de las entidades financieras”, y explicó que esta modificación se produjo debido a que “el año pasado la Ciudad de Buenos Aires decidió aumentar la alícuota; entonces acordamos con todas las provincias establecer este tope para que efectivamente no vuelva a suceder que una provincia o una jurisdicción fuerce aumentos en las alícuotas”.

Por último, la secretaria de Provincias sentenció que la celebración de este nuevo consenso se traduce “básicamente, en estabilidad jurídica”, porque para el próximo año “las provincias ya no van a necesitar celebrar un nuevo consenso que tenga que ver con impuestos provinciales”, ya que a partir de esta rúbrica “tendrán un tope máximo en las alícuotas”, entonces “volverán a contar con la autonomía que les quitó la gestión de Mauricio Macri con el consenso del año 2017”.

El consenso fiscal tiene como lineamiento armonizar las estructuras tributarias de las distintas jurisdicciones, con el objetivo de impulsar el empleo, la inversión y el crecimiento económico, y promover políticas uniformes que posibiliten estas metas.