Presidencia de la Nación

Sillitas infantiles: la forma más segura para el traslado de niñas y niños

El uso correcto del Sistema de Retención Infantil es obligatorio y reduce hasta en un 70% los riesgos de muerte en un siniestro vial. ¿Cuáles son los distintos tipos de sillitas infantiles y cómo se colocan?


A la hora de trasladar a niñas y niños menores de 10 años de edad en el vehículo, la forma más segura -y obligatoria- es mediante el uso del Sistema de Retención (SRI), también conocido como sillitas infantiles, según su peso y tamaño, y siempre en los asientos traseros. El uso correcto de la sillita reduce entre un 50% y 70% las probabilidades de consecuencias mortales ante un siniestro vial.

En Argentina, según datos del Observatorio Vial, solo 3 de cada 10 menores de 10 años circulan con la protección adecuada. Durante 2021, las y los niños de entre 0 y 14 años representaron el 4% de las víctimas fatales en hechos viales.

¿Cuál es el SRI indicado y cómo se coloca?

Para elegir la sillita infantil correcta hay que tener en cuenta tres factores: la edad, el peso y la altura (y corroborar que esté homologado). Para chequear que esté bien colocado, se debe mover el SRI una vez sujetado y el movimiento no debe superar los 2,5 centímetros.

Es importante, también, asegurarse que tenga contacto con el asiento delantero y siempre hay que retirar el apoyacabeza. Es recomendable que las y los niños viajen con ropa liviana para que no interfiera con el correcto ajuste del arnés del SRI

-Grupo 0 – 0+: Para bebés recién nacidos y hasta los 15 meses de edad o 13 kilos. En este grupo, el SRI se coloca en sentido inverso a la marcha del vehículo, para proteger el cuello y la columna vertebral del menor.

-Grupo 1: Para menores de 1 a 4 años o de 9 a 18 kilos. Estas sillas se colocan mirando hacia adelante, en el sentido de la marcha del vehículo.

-Grupo 2: Para niños y niñas de 4 a 6 años o de 15 a 25 kilos. Este sistema solo se puede utilizar en vehículos que tengan cinturones de 3 puntos.

-Grupo 3: Es el indicado para menores de 6 a 12 años o de 22 a 36 kilos. También conocido como booster, protege a niñas y niños que aun no tienen 1,50 metros de altura.

Por su estructura en desarrollo y la menor tolerancia a los impactos, la única manera segura de transportar a las niñas y niños menores de 10 años es en un SRI adecuado según peso y tamaño, tal como lo establece la Ley Nacional de Tránsito.

Scroll hacia arriba