Siguen los cursos de capacitación para la enseñanza del Derecho

Son encuentros que organiza el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos en los que se busca formar a aquellos docentes que, mediante los manuales de destrezas jurídicas, formarán a los operadores del sistema jurídico.


La Dirección de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil (RECASO), perteneciente al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, continúa con el dictado de cursos que tienen por objetivo formar a docentes de Derecho en las nuevas áreas de destreza que se están incorporando en las carreras de Abogacía.

En el marco del Programa de Formación en Áreas de Vacancia de la Abogacía (PFAVA), que impulsa desde 2016 la Dirección RECASO, a cargo de Martín Böhmer, se llevó a cabo la semana pasada el curso “La justificación de decisiones judiciales en las democracias constitucionales”, a cargo de Claudina Orunesu, en la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado. Orunesu es abogada de la Universidad Nacional de Mar del Plata y doctora de la UBA.

Fue el cuarto curso de una serie de ocho previstos para este año. Del mismo participaron más de 50 docentes del Derecho, abogados y operadores jurídicos de todo el país. El curso, como los que se dictarán en los próximos meses, es gratuito y requiere inscripción previa.

“Con los decanos de todo el país armamos un documento en el que identificamos áreas de vacancia: contenidos que deberían enseñarse en las facultades de Derecho y que no se enseñaban”, indicó Böhmer.

“Este interés surge no sólo de la necesidad de actualizar la carrera, sino que se dio en sincronía con el comienzo del proceso de acreditación y evaluación ante la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) de las carreras de Abogacía. Los contenidos mínimos exigen un 30% de práctica profesional que no estaba cubierto”, agregó el funcionario.

Cada una de las áreas de vacancia tiene su correspondiente curso. Las temáticas abordadas son: Investigación jurídica; Gestión de conflictos, negociación y mediación; Prueba; Destrezas para el litigio; Ética profesional; Práctica Profesional; Contenidos Transversales; Razonamiento y decisión judicial y Gestión Judicial.

La Dirección financió la redacción de manuales –para docentes y alumnos- para el aprendizaje de aquellos contenidos que hasta entonces no se enseñaban en los claustros académicos. El acceso a estos textos es absolutamente gratuito, y los volúmenes pueden descargarse en la Biblioteca Digital.

“Luego de publicar los manuales, nuestro objetivo es que sean materiales de enseñanza en todas las facultades de Derecho. Quienes redactaron los manuales son los mismos que dictan los cursos a los docentes que forman a los futuros abogados en las universidades de todo el país. La idea es crear grupos de profesores de las distintas destrezas, para que las facultades que incluyeron estas materias tengan profesores preparados para dar estos cursos”, explicó Böhmer.

Con esta iniciativa que integra el Programa Justicia 2020 se trabajó con las facultades de Derecho, tanto de gestión pública como privada, a que actualicen los contenidos de sus programas a los tiempos actuales y a las necesidades del ejercicio de la abogacía en una democracia constitucional.

Contra los dogmatismos

“Nuestra formación como abogados sigue siendo muy dogmática, en el sentido de que seguimos pensando el Derecho en términos del siglo XIX", sostuvo Orunesu sobre el porqué de los cursos.

Y agregó: "Este curso está centrado en pensar la decisión judicial de una manera más compleja de acuerdo a cómo son los sistemas actuales: tenés complejidad de fuentes, tratados de derechos internacionales, un requerimiento diferente por parte de la sociedad respecto de los operadores del Derecho. Y este curso te da las herramientas que se necesitan para ejercer y entender el oficio con sus demandas actuales”,

Otra de las asistentes al curso, Paula Cattelan, vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Santa Fe, resaltó que “se trata de una gran oportunidad para aprender sobre las áreas de vacancia, para implementarlas en nuestros planes de estudio, ver qué evolución tienen, y llevarlas a las clases y a nuestros claustros docentes y de alumnos”.

Por su parte, Sergio Sanucci, docente de la UBA, afirmó “todos estos cursos que he venido haciendo me han resultado muy didácticos y los he incorporado a mis clases en la Facultad de Derecho y en Instituto Superior de Seguridad Público”.

“Estamos acompañando, con este tipo de iniciativas, un cambio sustancial y profundo en la administración de Justicia, más allá de que por parte de las facultades hay una responsabilidad grande a la hora de modernizar los contenidos académicos.

Pero, además, estamos oralizando todos los procesos, hay juicios por jurado en la provincia de Buenos Aires, por lo tanto hoy la práctica afuera de los espacios universitarios es totalmente distinta a como se ha venido enseñando el Derecho hasta ahora”, añadió Böhmer.

Entre los cursos precedentes, se dictaron, entre mayo y junio, “Saberes jurídicos y estrategias para litigar ante instancias internacionales” y “Gestión judicial”.

El próximo curso de formación se dictará el 1 y 2 de agosto: Clínica jurídica de interés público. Un modelo alternativo de enseñanza de la práctica profesional. Más info en [email protected]