Sica: “El Estado tiene un rol central frente a los cambios del mercado laboral, y debemos dar respuesta a los desafíos que se presentan”

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación participó del panel “El empleo en la era digital”, en el marco de la Conferencia de ministras y ministros de Trabajo de Iberoamérica, que se realiza en España.


El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, afirmó hoy que "tenemos que implementar una fuerte agenda de formación en conocimientos y habilidades específicas respondiendo al cambio permanente de ocupaciones y desarrollo de nuevas tecnologías”, al exponer en la Conferencia de ministras y ministros de Trabajo de Iberoamérica “Construyendo el futuro del trabajo”, que se realiza en España.

Sica participó del primer panel “El empleo en la era digital”, junto con su par de Trabajo de Ecuador, Andrés Vicente Madero Poveda; y el viceministro de Trabajo de Bolivia, Héctor Hinojosa.

Resaltó que “la revolución 4.0 no reduce el empleo”, y apuntó que “es clave impulsar la colaboración público-privada con políticas como la facilitación de información y orientación laboral a los oferentes de empleo”. Destacó la importancia de la capacitación, “especialmente para los jóvenes”.

“Necesitamos capacitación adicional y formación continua para aprovechar la demanda de talentos que hoy en día no podemos cubrir”, dijo Sica, y puntualizó que la baja penetración de las tecnologías digitales junto a la escasa proporción de personal capacitado y un sistema educativo que puede potenciarse son “un desafío para Argentina”.

En nuestro país, sólo el 12% de los graduados universitarios provienen de carreras vinculadas a la innovación o al diseño; y el 52% (más de la mitad) de las empresas tiene dificultades para cubrir vacantes.

El ministro resaltó los programas “Jóvenes con Más y Mejor Trabajo” que capacita con distintas acciones a más de 200.000 jóvenes al año, “Acciones de entrenamiento para el trabajo”, “Programa de Inserción Laboral” o “Plan Empalme”, con el objetivo de “generar oportunidades de inclusión social y laboral”.

Destacó la “necesidad de brindar protección social a los trabajadores para acompañarlos en la transición, con seguros de desempleo y capacitaciones para acelerar la reincorporación”, y resaltó el “rol central del Estado” en los cambios del mercado laboral frente a los cambios tecnológicos. “Tenemos la obligación de dar una respuesta a los nuevos desafíos. Es una cuestión de tiempos, la tecnología va en una dirección y el avance tecnológico es imparable”, afirmó.

Durante su disertación, también expresó que otro de los desafíos de la agenda actual del empleo es alcanzar la igualdad de género. “En Argentina hemos dado pasos sostenidos para ampliar y garantizar derechos; sin embargo, incluir y lograr la permanencia de las mujeres en el mercado de trabajo es uno de los mayores desafíos en Argentina”, subrayó.

El ministro precisó que “la reducción de la brecha de género se traduce en impactos positivos a nivel macro y micro porque permite aprovechar todo el potencial productivo, diversifica las habilidades de los equipos de trabajo, disminuye la rotación de personal, y tiene un impacto social positivo”.

Sostuvo que “Argentina fue pionera en el establecimiento de cuotas para garantizar la participación política de las mujeres”, y apuntó que en los últimos 35 años el país avanzó en la elaboración de un marco normativo de vanguardia que reconoce derechos en las distintas dimensiones de la “agenda de género”.

En este sentido, destacó leyes como la de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales (Ley 26.485) que adoptan un enfoque integral de la violencia contra las mujeres o la Ley 26.743 que establece el “derecho a la identidad de género de las personas”.

“Impulsamos el primer Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos como una iniciativa integral que apunta a sentar las bases para avanzar hacia la consolidación de una sociedad igualitaria, la expresión más concreta del compromiso de esta gestión por hacer de la igualdad de género una verdadera política de Estado”, explicó.

También destacó la implementación de la Certificación en Igualdad de Género, una herramienta desarrollada en conjunto con el BID, el Foro Económico Mundial y el sector privado que busca acompañar a las organizaciones a ser socialmente responsables e incorporar la equidad de género como un asunto clave en sus agendas de mejora.

Esta certificación brinda estándares consensuados de calidad ocupacional con especial foco en la equidad de género; permite a las empresas evidenciar, identificar, prevenir y rendir cuentas ante clientes e inversores sobre su abordaje en la equidad entre hombres y mujeres.

Reuniones bilaterales

Sica también se reunió con la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de España, Magdalena Valerio. Conversaron sobre la agenda conjunta entre ambos países para este 2019, con eje en género, inclusión laboral y seguridad del trabajo.

Además, mantuvo una bilateral con Gina Riaño, secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), con quien coincidió en la importancia de la firma de tres convenios que firmaron recientemente Argentina y España sobre Empleo y discapacidad; Empleo y género; y Prevención de riesgos del trabajo.

Estos acuerdos complementan el “Convenio Marco De Cooperación entre la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y el Ministerio de Producción y Trabajo, firmado en 2016 y tienen por objetivo colaborar de manera conjunta en la realización de actividades de estudio, investigación y formulación de políticas públicas.