Sergio Zayas: “Los Juegos Nacionales Evita marcaron mi carrera”

El santafesino cuenta cuál fue el impacto que tuvieron los Juegos para el despegue de su carrera dentro de la natación paralímpica.


Sergio Zayas tiene 29 años y mucho recorrido en el deporte nacional. Nació ciego por una retinopatía prematura grado 5 -no se le desarrolló el nervio óptico- y por los problemas que transitó en su niñez le recomendaron hacer natación.

Tenía cuatro años cuando se tiró a una pileta por primera vez y seguramente no se imaginó la carrera que iba a construir. Después de entrenarse en diferentes escuelitas santafesinas le llegó la propuesta para participar en los Juegos Nacionales Evita de Jujuy 2003.

“Tenía 12 años y me convocaron para participar en atletismo y en natación. Fue algo inolvidable. Ahí me cuenta que el atletismo no era lo mío (jaja), pero también que tenía pasta para la natación”, recuerda Zayas.

Zayas retrocede en el tiempo y sonríe cuando repasa esa carrera de atletismo en 80 metros en la que no le fue como esperaba. “Terminé atrás del último” dice entre risas. Pero esos Juegos Nacionales Evita fueron determinantes para su futuro.

“Yo ya venía compitiendo en torneos nacionales y los Juegos fueron el comienzo de todo. Ahí me di cuenta que era bueno en natación: gané cuatro medallas y al año siguiente me convocaron para la Selección Argentina”, dice Zayas. “Fueron unos Juegos increíbles. Los disfruté mucho y marcaron el rumbo de mi carrera deportiva”, agrega.

Zayas, el atleta que pisó el CeNARD por primera vez a los 15 años y, desde entonces representó a la Argentina en tres Juegos Paralímpicos: Beijing 2008, donde obtuvo un diploma, y Londres 2012 y Río 2016.