Seis nuevos cóndores andinos fueron liberados en Río Negro


En la localidad rionegrina de Sierra Paileman y como parte de la iniciativa de conservación "El Retorno del Cóndor al Mar" fueron liberados seis ejemplares de cóndor andino, gracias a un esfuerzo conjunto de conservación del que participó la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
Los animales fueron liberados en bandada, en grupos socializados para reforzar su contacto y unión. A partir de ahora serán asistidos durante al menos un año, hasta que logren su independencia total en vida silvestre.

Los seis ejemplares tienen diferentes historias. Karut (Trueno) nació en el Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires, fue incubado artificialmente y criado con asistencia de títeres de látex. Suyan (Esperanza) nació en el Parque Faunístico y Ecológico Yastay de La Rioja; Amancay (Flor) lo hizo en el Bioparque Temaikén; Takiyiwe (Libertad) en el Parque Faunístico San Juan, mientras que Paqarina (Generadora de Vida) y Ñorquinquera (Sonido de Agua) fueron rescatadas en Río Negro y rehabilitadas en el Ecoparque porteño.

Antes de la liberación, ellos fueron adaptados en recintos para que fortalezcan sus lazos sociales y se familiaricen con su nuevo hábitat en la costa atlántica de la Patagonia. Los cóndores andinos (Vultur gryphus) no contaban con experiencia de vuelo por lo que necesitaron un trabajo más intensivo de cuidado. Previamente, habían sido trasladados al Ecoparque de Buenos Aires para su recuperación.

El rescate, rehabilitación y liberación fue parte de un trabajo en red en el que intervinieron la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, el Ecoparque de Buenos Aires y la Fundación Bioandina argentina; con la colaboración de Aerolíneas Argentinas, el Parque Faunístico y Ecológico Yastay de La Rioja, las secretarías de Ambiente de Río Negro, La Rioja y San Juan; el Ministerio de Ambiente y Control de Desarrollo Sustentable de Chubut; el Parque Faunístico de San Juan; el Bioparque Temaikén; la Fundación Patagonia Natural; la Fundación Bioparc, y las asociaciones internacionales Association Beauval Nature Pour la Conservation et la Recherche, Asociación Beauval Nature, AFdPZ y Grand Parc du Puy du Fou de Francia.