Seguridad Vial logró que se inhabilite al conductor ebrio que atropelló y mató en Paso de la Patria

La Agencia Nacional de Seguridad Vial fue aceptada como colaboradora del tribunal de justicia de Corrientes para dar su perspectiva técnica sobre el caso en donde fallecieron dos personas atropelladas por un conductor ebrio en Paso de la Patria. El imputado fue inhabilitado para conducir mientras dure el proceso.


La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, fue aceptada como colaboradora experta en la materia bajo la figura de “Amicus Curiae” por la Justicia de Corrientes. De esta forma, la ANSV brinda su posicionamiento al Tribunal de Justicia sobre la causa que se imputa a Marcelo Sebastián Rodríguez, acusado de originar un “doble homicidio culposo en un siniestro de tránsito” que sucedió el 17 de enero de este año. El imputado conducía en estado de ebriedad por las calles de Paso de la Patria, ciudad de Corrientes, y atropelló a Abel Enríquez y a su nieto Nehuel, de 4 años, quienes perdieron la vida en el episodio. La ANSV solicitó que mientras dure el proceso, fuera inhabilitado para manejar y que se le retenga la licencia de conducir, pedido que fue aceptado por la Jueza Criminal de Corrientes, María Agustina Falcioni.

La decisión de la Justicia es inhabilitar al imputado para la conducción de cualquier tipo de vehículo y también se retiene preventivamente su licencia de conducir. Es la primera vez que la ANSV logra una medida de inhabilitación en un proceso penal tras ser admitida como Amicus Curiae. Esta herramienta procesal, conocida también como “Amigos del Tribunal”, permite a terceros ajenos al proceso, ofrecer argumentos fundados de carácter jurídico, técnico o científico. La ANSV comenzó a utilizar esta herramienta desde enero de 2020 para recomendar a los jueces acciones y poner a disposición expertos en materia de seguridad vial y normativa actualizada.

"La ANSV quiere reconocer el trabajo de la Jueza y del Fiscal, y sobre todo su compromiso con la seguridad vial y su empatía con el dolor de las víctimas. Imaginemos que alguien que perdió a un padre y a un hijo por culpa de un conductor borracho tenga que salir de una audiencia y ver cómo quien causó esta tragedia se sube al mismo vehículo del hecho y se va manejando como si nada hubiera pasado. Espantoso, pero habitual. Desde la ANSV tratamos de no ocurra más, porque manejar no es un derecho, sino una responsabilidad."

resaltó Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV.