Seguridad: inicio de la regularización salarial del personal de las Fuerzas Federales de Seguridad

Tras el anuncio realizado por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, dispuso la regularización y el reordenamiento salarial de las y los trabajadores de la Prefectura Naval Argentina (PNA), de la Gendarmería Nacional (GNA) y de la Policía Federal Argentina (PFA) a partir del 1° de octubre de 2020.


La medida reconoce que el personal de estas tres fuerzas ha venido percibiendo, por más de veinticinco años, sumas no remunerativas y/o no bonificables entre sus haberes de manera continua. Estos suplementos trajeron como consecuencia la afectación de los recursos destinados a las respectivas obras sociales y al sistema previsional, provocando una importante distorsión de la escala salarial.

A su vez, esa forma de pago ha generado una acumulación de litigios judiciales entablados por demandas del personal de las Fuerzas en todas sus jerarquías, así como de las personas retiradas y pensionadas, ordenándose -en muchos de esos casos-, su incorporación al haber mensual.

En virtud de ello, y dado que la promoción del bienestar del personal que se desempeña en las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales constituye un objetivo central de la gestión de Frederic, se ha iniciado el proceso de regularización y reordenamiento de las estructuras salariales del personal de estas Fuerzas. Ello se realiza mediante la reducción de los montos que se perciben como suplementos particulares no remunerativos y/o no bonificables y el simultáneo incremento en igual proporción de los haberes básicos de cada categoría.

De esta manera, a su vez, la decisión de la Ministra fortalece el régimen previsional de las fuerzas y el de las respectivas obras sociales. Este proceso de reordenamiento y regularización ordenado por las actuales autoridades de la Cartera de Seguridad y que ha sido alentado por el Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, se realizará en diversas etapas, iniciando la primera de ellas el 1° de octubre de 2020 y estimando la conclusión del mismo durante el primer trimestre de 2022.

Finalmente, esta medida significa una mejora salarial para 85.300 integrantes de estas Fuerzas que, sumado al incremento salarial que disponga el Poder Ejecutivo Nacional en función del acuerdo paritario que se alcance para el resto de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública, significa un verdadero inicio de la recuperación de los salarios de los hombres y mujeres que integran las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales y que se habían visto sumamente dañados durante la gestión anterior a la que hoy encabeza el Ministerio de Seguridad de la Nación.