Seguridad en dos ruedas: motos más seguras


Se firmó un acuerdo para elevar los estándares de seguridad de las motos que se venden en el mercado local. A partir de ahora cumplirán con nuevos requisitos internacionales.

Este jueves, en el evento Salón de la Moto, Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, Carlos Pérez, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Lino Stefanuto, presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) y Marcos Giordano presidente de la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM) firmaron un acuerdo para garantizar que los nuevos modelos de motos sean más seguros, a partir de la incorporación de nuevas tecnologías que contribuyan a disminuir la siniestralidad vial.

“Hoy estamos tomando una medida para que pruebas de seguridad de nivel internacional se hagan para todas las motos y de forma obligatoria. Es una forma más de cuidar a los usuarios de estos vehículos, que suelen usarlos para trabajar o para ir a sus trabajos. Tenemos que acompañar estas iniciativas con cada vez mayor concientización; es fundamental que se use la moto con responsabilidad, manejando con el ejemplo: que los dos ocupantes tienen que llevar casco y usarlo correctamente. La Seguridad Vial la construimos entre todos.” Guillermo Dietrich Ministro de Transporte de la Nacion.

El acuerdo instrumenta cinco nuevos requisitos que las nuevas unidades deberán cumplir, con los más altos estándares de seguridad activa y pasiva: dispositivo de retención, depósito de combustible, caballete, salientes exteriores y dispositivo de protección contra el uso no autorizado. Antes sólo las motos de alta gama eran sometidas a estos ensayos. Ahora la moto más económica también va a cumplir con los estándares que internacionalmente se utilizan para homologar estos productos.

La medida se instrumentará de manera progresiva para todos los nuevos modelos que se incorporen al mercado desde el 2021 y, a partir de 2023, para todas las motos 0 km que se vendan en el país.

La firma se enmarca dentro del plan integral de la ANSV que busca promover una movilidad segura en especial a los motociclistas. En los últimos cinco años el parque motovehicular creció un 36.5%, es decir que de cada 10 vehículos registrados, tres son motocicletas. Esto impactó directamente en el perfil de las víctimas fatales en siniestros viales. En el año 2017, el 38% fueron motociclistas y, además, están presentes en 6 de cada 10 incidentes. Las nuevas exigencias se suman a los seis exámenes que se anunciaron en enero de este año en el Decreto N°32/2018.

“Esta medida es parte de la agenda que estamos trabajando con el sector para contribuir con la seguridad vial en un ámbito que ha crecido mucho durante los últimos años. La seguridad debe ser un compromiso de todos, industria, gobierno y de los conductores" resaltó Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo

"La moto más económica va a cumplir con los mismos estándares internacionales con que se testean las motos en otros países. Desde la ANSV queremos acompañar a los motociclistas para que puedan circular de manera más segura. Sabemos que alguien los espera en casa” afirmó Carlos Pérez, director ejecutivo de la ANSV.

El Salón de la Moto es un evento de carácter internacional que nuclea a todas las marcas de motos y realiza presentaciones de nuevos modelos y lanzamientos de prototipos, entre otras actividades. La ANSV está presente con un stand donde se realizan pruebas de concientización respecto al uso de casco y se difunde información sobre la problemática vial y sus distintas aristas.

Ensayos que se incorporaron en el decreto 32/2018

  • Sistema de frenos,
  • neumáticos (adherencia y estabilidad),
  • espejos retrovisores,
  • dispositivo de señal acústica,
  • sistema de iluminación y señalización,
  • identificación de comandos.

Ensayos que se suman ahora

  • Caballete (apoyo),
  • depósito de combustible (evitar fugas descontroladas),
  • salientes exteriores (que no se le produzcan cortes),
  • dispositivo de protección contra el uso no autorizado,
  • dispositivo de retención (para que los usuarios se sujeten cuando circulan)