Segundo encuentro del Ciclo “Reflexiones sobre la evaluación en la formación policial en tiempos de pandemia. Desafíos para pensar el regreso a la presencialidad”

Con la presencia de la directora Nacional de Ingreso y Carrera, Soledad Mangiavillano, y de la directora de Carrera, Cecilia Rodríguez, en la mañana de hoy se desarrolló el segundo encuentro virtual dentro del Ciclo de acompañamiento “Reflexiones sobre la evaluación en la formación policial en tiempos de pandemia. Desafíos para pensar el regreso a la presencialidad”.


Este Ciclo, convocado por la Subsecretaría de Formación y Carrera a cargo de Karina Mouzo, cuenta con la participación de docentes, instructores, equipos pedagógicos y técnicos y autoridades de las diferentes instituciones educativas pertenecientes a las cuatro fuerzas federales dependientes de la Cartera que encabeza Sabina Frederic.

“Quiero hacer énfasis en el agradecimiento por todo el trabajo realizado, porque es el reflejo concreto del compromiso, la dedicación y la confianza de compartir lo que han hecho en este tiempo”, expresó Mangiavillano, quien luego agregó: “Junto con el equipo que nos acompaña pensamos, diseñamos y pusimos en marcha este espacio de reflexión y encuentro para revisar un recorrido en torno a la formación policial y de cara a construir un nuevo punto de partida en este contexto de incertidumbre. Más allá del compromiso en este proceso que cada uno tiene desde su lugar, también nos unen interrogantes. Por eso, para trazar una hoja de ruta es necesario que revisemos y sepamos dónde y cómo estamos parados”.

Coordinado por la Magíster en Didáctica de la Universidad de Buenos Aires Graciela Cappelletti, este segundo encuentro (“Revisando nuestro recorrido: certezas e incertidumbre en las prácticas de evaluación en el contexto de aislamiento. Interrogantes, decisiones y primeras innovaciones”) se nutrió del intercambio de experiencias y opiniones de las y los formadores, en relación tanto con las dificultades en los procesos de aprendizaje y evaluación como a los hallazgos dentro del formato visual compartido.

Asimismo, se plantearon herramientas de enseñanza teóricas virtuales tendientes a responder inquietudes relacionadas con las formas que, bajo dicho escenario de no presencialidad, permitan lograr el desarrollo profesional de cada estudiante que egrese, cómo transmitir los valores de la institución y cómo construir la identidad de la fuerza que se vaya a representar. También se trabajó sobre el tiempo necesario para realizar las prácticas y destrezas inherentes a la formación policial.

Por otra parte, se analizaron y revisaron los trabajos de reelaboración de materiales de enseñanza y su digitalización, la reorganización del calendario académico y la revisión de las modalidades de seguimiento de las y los estudiantes.

En ese sentido, Mangiavillano concluyó: “Han hecho un esfuerzo enorme para sostener la formación, incluso con un rol que excede el de docente y que incluyó el acompañamiento emocional en este contexto de cuarentena. Por eso desde la Subsecretaría acompañamos y sostenemos este tipo de espacios para que los interrogantes se vayan despejando y éstos se puedan construir, conjuntamente, en acciones”.