Segunda edición de ¿Qué ves cuando me ves?: discriminación y política de los cuerpos, de la moda al deseo

Con la presencia de Ornella Infante y reconocides activistas se realizó la segunda edición de un conversatorio virtual que está dando que hablar.


Este martes, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) realizó el segundo encuentro del conversatorio ¿Qué ves cuando me ves?, con el objetivo de seguir reflexionando sobre la hegemonía, la discriminación y la política de los cuerpos.

La jornada tuvo la apertura de la Directora de Prácticas y Políticas contra la Discriminación, Ornella Infante, quien resaltó la importancia de estos encuentros “pensando en la actualización del Plan Nacional contra la Discriminación y en miras a una nueva Ley Antidiscriminatoria que contemple a todas las poblaciones, temas y vulneraciones de derechos para transformarlas en políticas de estado y políticas de inclusión”.

El encuentro moderado por Andrea Majul contó con la presencia de Facundo Di Filippo, referente del Partido Social de la Ciudad y autor de la Ley de talles de C.A.B.A.; Samanta Alonso, activista gorda, comunicadora feminista y voluntaria de Any Body en Argentina; María Fernanda Rossi, especialista en Ciencias de la Comunicación y creadora de Bítacora Gorda, y Lux Moreno, activista gorda y profesora de filosofía en la UBA especializada en comunicación de Géneros y sexualidades.

Como parte del inicio, Di Filippo relató cómo fue el proceso de la Ley de Talles y dijo: “En su momento la trabajamos porque la industria necesita orientar y construir un patrón de consumo, y eso es lo que hace a través de la moda. Empresarios me decían que lo que producían estaba determinado a un segmento, a un sector social, y a través del deseo apuntaban a mujeres jóvenes trabajadoras con poder adquisitivo y la industria producía para esos cuerpos. A partir de ahí nos preguntamos para quién se produce y cómo se produce”.

“La cuarentena nos deja en claro que la gordofobia existe, que hay un miedo estructural a la gordura y que realmente las corporalidades gordas quedamos fuera del mercado del deseo y del consumo”, expresó por su parte Samanta Alonso. Quien además agregó que “la Ley de Talles va a empezar a tratar y a poner en debate el primer problema que es que no nos podemos vestir, pero atrás de eso quedan un montón de cosas que no son menores”.

María Fernanda Rossi, por su parte, comenzó hablando del “amor propio” como una estafa que se le suma a las personas con corporalidades diferentes, advirtiendo que hay ciertos mensajes que puede resultar peligrosos: “El hay que quererse es muy peligroso, sobre todo para las y los más jóvenes porque en ellas y ellos hay un impacto mucho mayor que en una persona que tiene más de cuarenta años y ya tuvo otro nivel de experiencia con otras maneras de enfrentarse a la discriminación”.

También habló sobre los estándares de belleza contando que “las modelos que hacen campañas para revistas son personas que en la vida real no existen, porque antes de sacar la foto normalmente le piden que baje uno o dos kilos y después de sacar la foto, la photoshopean. Entonces literalmente esa persona no existe, pero es el estándar de belleza que te venden y te exigen”.

Lux Moreno advirtió, para finalizar, que “las normas corporales tienen que ver con un ideal hegemónico de delgadez que se sostiene, y es blanco, exitoso, pertenece a determinadas clases sociales, a determinados accesos económicos y que es profundamente racista”. Además, contó que “les activistas gordes tratamos de desmantelar un sistema de opresiones y violencias sobre los cuerpos diversos, especialmente sobre los cuerpos gordes como una plataforma de opinión que es señalada de manera reiterada y que en el caso de las mujeres se puede pensar con una vara diferencial que es el heteropatriarcado”.

Para finalizar, luego de responder algunas preguntas de los espectadores, se dejó abierta la posibilidad de un futuro debate: “El deseo y los cuerpos”.
Continuará.

Ingresá acá para ver el conversatorio completo.