Sebastián y Grassi, en la liga profesional de natación

Los argentinos participarán en la segunda temporada de la Liga Internacional que reúne a los mejores del mundo.


Los nadadores santafesinos, Santiago Grassi y Julia Sebastián, formaran parte de la segunda temporada de la Liga Internacional de Natación (ISL por su sigla en ingles), el torneo profesional que reúne a 320 atletas de 80 países que se disputará a partir del 16 de octubre y realizará la mayor parte de su competencia en Budapest, Hungría.

Grassi y Sebastián serán los primeros argentinos en participar del certamen y lo harán como parte del equipo estadounidense Los Angeles Current, finalista de la primera edición de la ISL. Ambos saben muy bien lo que es dejar el país para ir en busca de mejores posibilidades y de un salto de calidad, Santiago vive desde 2017 en Estados Unidos donde compitió y estudió marketing y gestión de información de sistemas en la Universidad de Auburn. En tanto que Julia, se radicó en Brasil hace más de cinco años para primero representar a Unisanta y desde 2019 competir para el Minas Tenis Club.

En ese camino de superarse y buscar mejorar año a año llega esta oportunidad de ser parte de la competición anual que viene a revolucionar el mundo de la natación. “Lo venía buscando, uno de los entrenadores de LA Current fue mi coach en Auburn, nos pusimos en contacto y después de varias charlas pudimos arreglar mi llegada”, dice Grassi, dueño de los récords argentinos en 50 y 100 metros mariposa. Por su parte, Sebastián, poseedora del récord sudamericano en 200 metros pecho, explica: “mi entrenador en Minas, Sergio Marqués, me nombró junto a otros compañeros para que me tuvieran en cuenta y uno de los entrenadores de la Liga se mostró interesado. Gracias a ese contacto más mis resultados en el último tiempo se me llamó para ser parte del equipo”.

Tanto Julia como Santiago coinciden en que esta etapa es un salto en sus carreras. “Para mi esta oportunidad es todo. Una vez que terminé mi carrera en la Universidad mi objetivo y mi sueño era estar en esta liga, este es el futuro de nuestro deporte y quiero ser parte”, explica Grassi. “Va a ser una experiencia única, ser parte de un mismo equipo con los mejores del mundo. Lo veo como una gran oportunidad de crecimiento y aprendizaje”, agrega Sebastián.

Ya clasificados a los Juegos Olímpicos, Grassi en los 100 metros mariposa y Sebastián en los 100 y 200 metros pecho, ambos toman con los brazos abiertos esta posibilidad de competir al más alto nivel en la previa de Tokio, sobre todo teniendo en cuenta los ajustes y cambios que hubo que hacer a la temporada por la pandemia.

“Va a ser una prueba, lo veo como una oportunidad y un paso más de crecimiento para llegar a Tokio. Este año fue atípico y cambió todos mis planes pero la idea es adaptarse de la mejor manera y dar el máximo”, afirma Julia. Mientras que Santiago agrega: “mucho mejor que sea previo a Tokio, creo que este nivel es el que me va a ayudar a llegar a mis soñados Juegos Olímpicos y rendir de la mejor manera, así que estoy mjuy contento y ansioso por todo lo que se viene”.

La Liga Internacional de Natación

La liga estará compuesta por diez franquicias de Estados Unidos, Canadá, Francia, Hungría, Italia y Japón, que cuentan con 32 nadadores cada una. La primera etapa del torneo se desarrollará en Hungría del 16 octubre al 22 de noviembre en formato de burbuja, donde cada equipo tendrá su pileta de entrenamiento y los nadadores estarán aislados en sus hoteles en cuartos individuales.

La temporada regular será de 10 fechas, cada fecha o match tendrá 39 carreras, 32 individuales, cinco postas y 2 pruebas de eliminación, los ocho equipos que sumen más puntos en esa etapa clasificarán a semifinales. Las mejores cuatro franquicias de las semifinales clasificarán a la gran final que se realizará en los días previos a Navidad y se espera que se pueda llevar a cabo en Tokio, en las mismas instalaciones donde se realizarán los Juegos Olímpicos desde el 23 de julio de 2021.