Se suspende obra en construcción por falta de seguridad

El Ministerio de Trabajo, en el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo, detectó esta mañana irregularidades en una obra en construcción de un edificio ubicado en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, donde se advirtió que los trabajadores llevaban a cabo las tareas sin ninguna medida de seguridad.


El Ministerio de Trabajo, en el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo, detectó esta mañana irregularidades en una obra en construcción de un edificio ubicado en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, donde se advirtió que los trabajadores llevaban a cabo las tareas sin ninguna medida de seguridad.

Ante esta situación, los funcionarios de la cartera laboral suspendieron la obra y dieron participación al gobierno de la ciudad, que decidió la clausura de la misma hasta tanto se garanticen las condiciones mínimas de seguridad.

Julio Casavelos, subsecretario de Fiscalización del Trabajo, explicó que la medida se llevó a cabo dado que “no había medidas de seguridad, muchos obreros no tenían casco y, en algunos casos, obreros que trabajan en la altura no contaban con los arneses reglamentarios”. El funcionario también mencionó que muchos trabajadores que no estaban registrados, ante la presencia de los inspectores, optaron por esconderse tratando de evitar los controles. El resultado de la inspección dio como resultado una cifra de 50 trabajadores en negro.

Se relevaron además algunos comercios de la zona, en los que se observaron diversos incumplimientos.