Se subastó el último inmueble que financia el Paseo del Bajo y avanzan los proyectos de oficinas en la zona

Se trata de la parcela 1 de Catalinas Norte, en la Ciudad de Buenos Aires. Se completa con esta venta el total de las subastas que financian la megaobra del bajo. El total del terreno se destinará a desarrollo de oficinas, lo que generará empleo y dinamización del sector.


Ciudad de Buenos Aires, 25 de junio de 2019.- En el día de hoy, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) subastó la última parcela de Catalinas Norte. Este terreno, ubicado en las avenidas Madero y Antártida Argentina, y las calles Cecilia Grierson y San Martín, contaba con un total de 91.337 metros cuadrados. El 65% se destinará a espacio de uso público y el 35% a desarrollos edilicios. Sobre esto último, el espacio fue dividido en siete parcelas.

El total de lo recaudado con la venta contribuye a financiar el 50% de la megaobra del Paseo del Bajo, inaugurada el pasado mes. Con la venta de las parcelas 2,3,5,6,7 y 8 del inmueble, en 2017 y 2018, se recaudaron USD 228.875.000. Con la subasta de la parcela 1 C, el día de hoy, se suman USD 40.500.000 millones. El comprador fue SANTA MARIA SAIF.

Los proyectos pensados para estas parcelas sumarán valor a la zona del bajo, ya que serán destinados para desarrollo de oficinas con propuestas de usos mixto que contemplen trabajo, esparcimiento y gastronomía. En total, generan una inversión USD 268.375.000 para el país y eso crea más trabajo, nuevas oportunidades y dinamiza la economía.

La nueva subasta pública del lote de Retiro despertó interés entre los desarrolladores. Más allá del alto valor estratégico del terreno, desde AABE observan con optimismo que este interés muestra la recuperación de la confianza empresaria y una renovada disposición a invertir en proyectos inmobiliarios. “Es evidente que, con un poco de equilibrio económico, las empresas estás dispuestas a apostar por el país”, señaló Ramón Lanús, titular del organismo.

El interés que despertó está subasta también se comprende con la revalorización de la zona de Retiro y Puerto Madero impulsada por las obras del Paseo del Bajo. Los nuevos trazados y los nuevos parques mejoraron también la valorización de las manzanas vecinas de Retiro, que están en pleno proceso de reconversión.

“Cada inmueble del Estado Nacional es una herramienta estratégica con un gran potencial para mejorar la calidad de vida de las personas. En este caso, transformamos el enorme valor de esta tierra desaprovechada y lo destinamos a una de las obras más importantes que tuvo la Ciudad en los últimos 50 años”, afirmó Ramón Lanús, presidente de AABE.