Se señalizó como Sitio de Memoria el Cementerio Municipal de Moreno

En el predio fueron inhumadas víctimas del terrorismo de Estado asesinadas antes y durante la última dictadura cívico-militar.


El secretario Horacio Pietragalla Corti participó del acto de señalización que tuvo lugar este mediodía en el sitio donde, según consta en los registros del Archivo Nacional de la Memoria y en distintas causas judiciales, fueron enterrados de manera irregular los restos de 21 personas, todas asesinadas en el año 1976. En el acto estuvieron presentes también el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Moreno; la intendenta local, Mariel Fernández, y amistades y familiares de víctimas.

“Claramente hay nuevas generaciones que ven lo que pasó en esa dictadura a lo lejos. Señalizar estos lugares es importante para que los más jóvenes que pasan por la vereda puedan parar, leer un poco y entender lo que ha sucedido. Muchos de nuestros familiares fueron a parar a fosas comunes en cementerios, está bueno visibilizar esos lugares como lugares de ocultamiento”, expresó Pietragalla Corti.

En la misma línea, el subsecretario provincial destacó: “Esta es una actividad reparatoria, que es lo que tiene que hacer el Estado nacional y provincial, señalizar aquellos lugares que fueron y son importantes en el camino de la memoria, la verdad y la justicia, y que son importantes también para contar esta historia que durante muchísimos años estuvo silenciada”.

La investigación se inició en diciembre de 1983, cuando el entonces intendente de Moreno denunció ante la Justicia la existencia de irregularidades en las inhumaciones de personas no identificadas que se llevaron a cabo en el cementerio municipal durante la última dictadura cívico-militar.

Del total de las víctimas enterradas como NN, doce pudieron ser identificadas gracias al trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Entre ellas se identificó a seis militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) que habían sido asesinadas entre el 29 y 30 de marzo de 1976, en el marco de un operativo represivo llevado a cabo de forma conjunta por el Ejército Argentino y la Policía de la Provincia de Buenos Aires en la quinta “La Pastoril”, ubicada en la localidad de La Reja. Además, el EAAF identificó a otras cinco personas −cuatro hombres y una mujer− cuyos cuerpos habían sido hallados el 10 de abril de 1976 en un descampado conocido como “Loteo Menrinyr” y luego trasladados al cementerio; y a un joven asesinado también en abril de ese año.

En este cementerio, además, fueron inhumadas las víctimas de la llamada “Masacre de Manantial”, ocurrida la madrugada del 14 de abril de 1976. Aquel día, siete personas fueron secuestradas por personal militar y policial en la localidad de Remedios de Escalada, Lanús. Sus cuerpos fueron hallados al día siguiente y sepultados en el predio. La identificación por parte de la policía bonaerense de una de las mujeres asesinadas esa noche permitió el reconocimiento de las demás víctimas y la devolución de los restos a sus familias, en octubre de ese mismo año.

Asimismo, fueron identificadas en el lugar dos personas cuyos asesinatos no se vinculan a los hechos antes mencionados. Ambos casos fueron en el año 1976, uno de ellos con anterioridad al golpe de Estado del 24 de marzo.