Se renueva la estación de trenes de retiro del San Martín

Treinta mil pasajeros diarios podrán disfrutar de la renovada estación Retiro del tren San Martín; las mejoras incluyen la recuperación de las fachadas, la remodelación del hall y los techos, además de una nueva sala de preembarque para los trenes de larga distancia; con una inversión de más de 200 millones de pesos, se suma a la recuperación histórica de las cabeceras de Retiro del tren Mitre y de Constitución


La estación de trenes de Retiro del tren San Martín se verá totalmente transformada. Con una inversión de 200 millones de pesos, a cargo de Trenes Argentinos, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, la puesta en valor integral incluirá la renovación de las fachadas, el hall de ingreso, las boleterías, los techos y una nueva sala de preembarque exclusivo para los servicios de larga distancia que conectan la ciudad de Buenos Aires con Rosario, Córdoba, Tucumán y Junín.
“Queremos que los usuarios viajen cada vez mejor y elijan el tren. Las reformas que estamos haciendo son para poner en valor el patrimonio histórico y también incorporar comodidad y seguridad, a través de la tecnología, como con el nuevo sistema de monitoreo de cámaras. Todo esto forma parte de nuestro compromiso con la gente para ofrecer un transporte público de calidad, como ya lo venimos haciendo también en otras estaciones como Retiro del Mitre y en Constitución” – Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.
También se está mejorando la iluminación, los baños y se reubicarán las nuevas pantallas con información al pasajero. Con la actualización que se está llevando adelante, la terminal Retiro San Martín se suma a las obras de puesta en valor de las estaciones cabeceras de Retiro -Mitre- y Plaza Constitución. La finalización de la obra está prevista para la segunda mitad de este año.
La estación, que se inauguró en 1912, fue declarada Patrimonio Histórico en 1982,
Las nuevas fachadas, el hall y andenes y Wi-Fi gratuito
La fachada y el ingreso sobre la avenida Ramos Mejía están siendo restaurados, conservando el valor histórico y patrimonial. La estación es Patrimonio Histórico desde 1982.
En el interior del hall se están reacondicionando los suelos, con un nuevo diseño similar al de la estación Retiro Mitre, y las paredes para poner en valor el inmueble y contribuir a que el interior del edificio también recupere su brillo. Además, se están impermeabilizando los techos, reemplazando las chapas y colocando paneles de vidrio, tanto en los laterales como en la cúpula, lo que mejora la iluminación natural.
Se instalarán nuevas boleterías y baños, con el mismo diseño de los de la estación Retiro y Constitución y los andenes también están siendo intervenidos, con nueva iluminación, nuevos refugios y baldosas con señales para una mejor orientación de las personas con visión reducida.
También se renovará la cartelería, con nuevos tótems de información y puntos de recarga automáticos para SUBE. La estación tendrá un servicio de Wi Fi gratuito, nuevos locales comerciales y de servicios.
Nueva sala de espera para los servicios a Rosario, Córdoba, Tucumán y Junín
Este nuevo sector funcionará como sala de preembarque para las formaciones de larga distancia que unen la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con Rosario, Córdoba, Tucumán y Junín.
Esta sala, con una superficie de 720 m2, tendrá nuevos baños, iluminación de tecnología led y nuevos accesos.
La renovación de la estación, en detalle
❖ 30.000 pasajeros beneficiados
❖ 200 millones de pesos de inversión
❖ Hall -puesta en valor integral-: pisos, instalaciones, cerramientos, techos, iluminación
❖ Nuevos baños
❖ Información al pasajero: más tótems y nueva cartelería
❖ Nuevos locales comerciales, gastronómicos y de servicios
❖ Nuevos andenes: con refugios, desagües pluviales, nuevos pisos, iluminación y asientos
❖ Nuevas boleterías
❖ Instalación de cámaras de videovigilancia y
❖ Wi Fi gratuito
❖ Nueva sala de preembarque para larga distancia

Otras mejoras en el tren San Martín

Viaducto San Martín
Con la construcción de este viaducto de 5 kilómetros de largo, los usuarios del tren podrán llegar más rápido a destino ya que se eliminarán los cruces ferroviarios entre Palermo y La Paternal. Los 250.000 usuarios de colectivo más los 260.000 automovilistas que cruzan los pasos a nivel de la zona todos los días, también podrán ahorrarse entre 15 a 20 minutos de demoras.
La eliminación de estos cruces a nivel contribuye, además, a aumentar la seguridad vial de peatones y automovilistas en la zona. También se mejora la integración de los barrios de Villa Crespo, Paternal y Palermo, que hoy están separados por la vía, ya que con la apertura de calles se genera mayor fluidez del tránsito y más seguridad en el espacio público, con una inversión de 239 millones de dólares. Se espera que esté listo para finales del primer semestre de 2019.
Electrificación de la línea San Martín desde Pilar hasta Retiro
El tren San Martín, que une Retiro con Pilar, será eléctrico y se modernizará de forma integral, con una inversión de 500 millones de dólares. Esto implica una renovación inédita desde los años 60. El San Martín tendrá vías 100% renovadas, nuevo señalamiento y comunicaciones entre Retiro y Pilar, además de un nuevo taller para reparación de trenes. Con la obra, que se completará en 4 años, se generarán 10.000 empleos.
Los pasajeros se ahorrarán 22 minutos entre cabeceras. Hoy el tren tarda alrededor de una hora y media entre Pilar y Retiro, y llevará 68 minutos. Mejorarán también las frecuencias que hoy rondan los 18 minutos y bajarán a 9.

Historia de la estación
La estación Retiro San Martín fue inaugurada en 1912 por el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico como parte de la extensión del servicio que venía desde Palermo, atravesando la ciudad.
El edificio construido entonces, y que hoy continúa funcionando, era una estructura prearmada de hierro, madera y chapa que debería funcionar de forma provisoria hasta que se edificara un edificio de mampostería similar a la de los otros ferrocarriles que finalizaban en la zona. Sin embargo, este edificio nunca se construyó.
A raíz del paso del tiempo, la naturaleza de los materiales, la exposición a agentes climáticos y el poco mantenimiento que se realizó en las últimas décadas, se hacía imprescindible su puesta en valor.