Se renovaron las instalaciones del taller ferroviario de Liniers

Gracias a su puesta en valor, ahora se pueden desarrollar allí los trabajos de mantenimiento de bogies que antes se llevaban a cabo de manera tercerizada.


Dentro de este taller, en el cual trabajan alrededor de 73 empleados, se llevan a cabo diferentes tareas como la reparación de locomotoras Diésel y las reparaciones internas de los equipos desmontados de la locomotora, tales como bogies, motores diésel, compresores, embragues magnéticos, generadores principales y motores de tracción, entre otros.

El lugar cuenta con dos naves principales de 3 vías cada una de 132 mts de largo, que son cubiertas en todo su ancho y longitud por 4 puentes grúa. Anexo a este galpón, se encuentra un sector dedicado a la reparación de órganos menores desmontados de las locomotoras, tales como compresores-exhaustores, equipos de freno, enfriadores y grupos electrógenos. Además, en la parte posterior se ubica el nuevo vestuario y comedor del personal; mientras que en el lateral se encuentra el almacén local, que abastece los materiales y repuestos del taller de locomotoras.


Los empleados que trabajan allí expresaron que sienten un gran orgullo al contar con este espacio puesto en valor, el cual no solo aporta a la mejora de la actividad sino que representa la utilización de un 100% de mano de obra ferroviaria, resignificando puestos de trabajo y otorgando a los trabajadores mayor comodidad en su jornada laboral.