Se reforzarán los operativos de control durante el fin de semana largo

Con eje en el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y el control de documentación, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) intensificará los controles en los principales destinos turísticos de todo el territorio nacional.


En el marco del aumento del flujo vehicular por los feriados de Semana Santa, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo del Ministerio de Transporte, incrementará los controles viales de velocidad, alcoholemia y documentación con presencia en todo el país. Gracias a un trabajo articulado con los municipios y provincias, se desplegarán operativos en las 18 bases del territorio argentino junto con las fuerzas locales y se incrementarán los controles en la Costa Atlántica.

El director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, resaltó “el exceso de velocidad y el consumo del alcohol son los principales factores de riesgo vial. No podemos permitir que sigan ocurriendo siniestros viales por causas absolutamente evitables. Menos aún, en un contexto de pandemia como el que estamos atravesando en donde el personal de salud y la infraestructura hospitalaria debe reservarse todo lo posible para hacer frente a la emergencia sanitaria”.

Durante el 2020, la ANSV incrementó la cantidad de test de alcoholemia en el territorio nacional e implementó una nueva modalidad de medición de alcohol que permite controlar más vehículos en menor tiempo. En una primera instancia, y con un dispositivo llamado alómetro, se mide sólo si la persona presenta, o no, alcohol en sangre. Este resultado se alcanza tan sólo en el lapso de un segundo y a través de la exhalación de aire. Solamente a aquellos conductores que den positivo en esta primera prueba, se les realiza el segundo test con alcoholímetro para detectar dosaje. De esta forma, se agiliza el procedimiento y se incrementa considerablemente el caudal de autos controlados por hora.

De la misma forma, se implementó un nuevo modelo de medición de la velocidad con radares y notificación en el acto. Si el radar detecta un exceso de velocidad, se da aviso al personal de tránsito situado en un punto más adelante del trayecto, se detiene al vehículo, se informa y se labra el acta. De este modo, se evita que el vehículo en cuestión siga excediendo la velocidad en lo que le quede de trayecto y así prevenir posibles siniestros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el exceso de velocidad y el consumo de alcohol son unos de los factores de riesgo principales en la producción de los siniestros viales y de que éstos deriven en consecuencias de gravedad para los usuarios involucrados.