Se realizó la tercera campaña del año de la RIIGLO en el Río de la Plata

Coordinada por Ambiente Nación, la Red de Intercambio de Información de los Gobiernos Locales monitorea el estado de conservación y evolución del agua.


Durante la jornada se llevaron a cabo estudios de calidad de agua en la costa del Río de la Plata, en el marco de la Red de Intercambio de Información de los Gobiernos Locales (RIIGLO) que coordina la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a cargo de Sergio Bergman. Las acciones se realizaron en conjunto con los nueve municipios costeros del Río de la Plata: San Fernando, Tigre, San Isidro, Vicente López, Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Ensenada y Berisso; y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se trató de la tercera de cuatro campañas que organiza la red en las distintas estaciones del año. A través de la Dirección Nacional de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos, la cartera de Ambiente coordinó la iniciativa para que el muestreo fuera simultáneo en todos los municipios involucrados. Es así como algunas muestras se tomaron desde muelles, otras desde playas o ramblas y otros puntos desde embarcaciones.

La actividad se inscribe en el programa de gestión ambiental del agua y los ecosistemas acuáticos, el cual desarrolla instrumentos para evaluar el estado de conservación de los cuerpos de agua del país, monitorear su evolución y aportar información a la ciudadanía y a los decisores públicos para la gobernanza del agua.

El director nacional de Gestión Ambiental del Agua y de los Ecosistemas Acuáticos, Javier García Espil, señaló en relación con esto: “Estas campañas nos permiten contar con datos actualizados y fortalecer la coordinación con los gobiernos locales para la gestión ambiental de las costas del Río de la Plata a partir de diagnósticos sólidos sobre el estado del agua”. Además agregó: “La salud de los ecosistemas acuáticos es fundamental para preservar las contribuciones que realizan al bienestar de la población. Por el ejemplo: el acceso al agua potable, la amortiguación de inundaciones, la protección de la biodiversidad, la provisión de alimentos y la mitigación del cambio climático, entre otros”.

Cabe recordar que, en términos generales, el muestreo se realiza en un total de 42 sitios a lo largo de unos 100 km de costa desde Tigre hasta Berisso. Ambiente Nación acompaña a los municipios en las mediciones, realiza el análisis en el lugar de oxígeno disuelto, temperatura y pH. También se analizan en laboratorio 15 parámetros que intentan reflejar el impacto de las diversas fuentes contaminantes que recibe el Río de la Plata, entre ellos parámetros físico-químicos básicos, microbiológicos que dan cuenta de la contaminación de origen cloacal, contaminantes orgánicos, metales pesados e hidrocarburos de diverso origen industrial e indicadores de eutrofización, todos ellos para contrastar con niveles de referencia que permiten conocer si es apto desde el punto de vista recreativo con contacto directo.
Los resultados permiten adoptar medidas en toda el área ribereña para cuidar el agua y la salud de la población. Es por esto que se publican en formato de "gobierno abierto" en el WebGIA Calidad de Agua de la República Argentina.