Se realizó la puesta en servicio de la lancha patrullera “Zurubí”

Luego de finalizar las reparaciones generales y efectuar las pruebas de mar necesarias, la unidad de la Armada Argentina retomará sus navegaciones por los canales fueguinos.


Ushuaia- En el año del 75° aniversario de la llegada de la lancha patrullera ARA “Zurubí” a Ushuaia, fue puesta en servicio luego de los trabajos de reparaciones generales realizados en el interior y exterior de la unidad.

Durante el presente año, en el Muelle “Augusto Lasserre” perteneciente a la Base Naval Ushuaia, se llevaron a cabo tareas que abarcaron el mantenimiento de casco, la construcción y colocación de la quilla y roda; la reparación de los motores principales; la limpieza de tanques y sentinas; el cambio de líneas de eje, hélices y cojinetes de gallo, entre otras.

La dotación que tuvo a cargo la puesta en servicio de la “Zurubí”, durante el corriente año, estuvo integrada por su Comandante, el Guardiamarina Matías Schvindt; el Suboficial Segundo José Carrizo, el Suboficial Segundo Alberto Duberti y el Cabo Principal Héctor Moyano.

El viernes pasado el personal de la Estación de Buceo y Salvamento de la Base Naval Ushuaia, junto a personal y material del Batallón de Infantería de Marina N° 4 y el aviso ARA “Islas Malvinas” realizaron, con éxito, la maniobra de puesta a flote de la lancha patrullera “ARA” Zurubí”. El lunes se efectuó la prueba de máquinas y, finalmente, el martes, a cargo de su flamante Comandante el Guardiamarina Federico López Mazzeo, se cumplió con las pruebas de mar en la Bahía de Ushuaia.

Hoy la “Zurubí” se encuentra bajo el Comando de la Agrupación Lanchas Rápidas, dependiente del Comando del Área Naval Austral, lista a prestar servicios en navegaciones de adiestramiento, apoyo y protocolo.

Historia de la lancha patrullera ARA “Zurubí”

De 22 metros de largo y algo más de 4 de ancho, fue construida en 1939 en los talleres de la antigua Base Naval de Río Santiago. Hasta 1943 cumplió funciones como lancha de practicaje en el Río de la Plata, siendo su apostadero la Base Naval de Río Santiago.

El 26 de mayo de 1944, al mando del Teniente de Fragata Ernesto Manuel Campos, zarpó desde el Puerto de Buenos Aires junto al remolcador “Olco”, dando así inicio a la travesía que los llevaría hasta las frías aguas del Canal Beagle.

Luego de una navegación en la que sufrieron varios percances que superaron exitosamente, fondearon el 15 de junio en la Bahía Harberton. Un día después, tomaron puerto a las 15 horas en Ushuaia, luego de haber recorrido 1500 millas náuticas.

Desde su arribo a la ciudad de Ushuaia en 1944, prestó servicios realizando diversas tareas como relevamiento hidrográfico; balizamiento; evacuaciones sanitarias; navegaciones de cortesía y de apoyo a la actividad científica, alcanzando 50 años de singladuras y pasando luego a condición de inactividad.

El 12 de octubre de 1993, cuando Ushuaia se preparaba para su 109° aniversario, volvió al servicio activo, como resultado de los acuerdos entre el Gobierno y la Armada Argentina para su reparación. Fue declarada de Interés Histórico Provincial ese mismo año, por Decreto N° 2359, y a su vez Municipal en base al Decreto N° 980.