Se realizó la apertura de la base conjunta antártica Petrel

El rompehielos ARA “Almirante Irízar” navegó hasta la Isla Dundee, donde desembarcó la dotación que permanecerá en la base transitoria hasta mediados de febrero.


Antártida- Pasada la medianoche del domingo, el rompehielos de la Armada Argentina arribó a la base temporaria Petrel, ubicada al pie del glaciar Rosamaría, en la rada Petrel, de la Isla Dundee.

La dotación de la base conjunta antártica Petrel, al mando del Teniente de Navío Javier Nepomnischy, está integrada por un oficial médico del Ejército Argentino y ocho suboficiales de la Armada Argentina, que permanecerán hasta mediados de febrero. En la base ejecutarán diferentes tareas de mantenimiento: pintura, tendido de cableado eléctrico y puesta en funcionamiento de los generadores eléctricos.

El Comandante del Componente Naval Antártico, Capitán de Navío Carlos María Allievi, fue el responsable de despedir a la dotación, les deseó muchos éxitos y resaltó la importancia que tiene la misión y el trabajo que realizarán a lo largo de estos meses en Petrel.

Los primeros en desembarcar fueron los integrantes del Grupo Playa, a cargo del Teniente de Navío Ezequiel Menchaca, y luego la dotación de la base. Para el traslado del personal y la carga (tubos de gas, víveres secos y frigorizados) se utilizó una lancha EDPV y un bote MK6. Finalmente, a las 4 de la madrugada culminó el trabajo logístico con el repliegue de las embarcaciones menores y el Grupo Playa.

En tanto que para el mediodía, el rompehielos ARA “Almirante Irízar” arribó a Bahía López de Bertodano para continuar con el reabastecimiento a la base conjunta antártica Marambio.