Se realizó el primer simposio sobre la trazabilidad en la demanda de alimentos en el mercado internacional


Más de 100 empresas accedieron a herramientas, tendencias y estrategias de internacionalización para vender sus productos, en el marco del simposio “la trazabilidad en la demanda de alimentos en mercados globales”, organizado por la Subsecretaría de Mercados Agroindustriales, perteneciente a la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

La apertura del encuentro, que se realizó en la Universidad de Belgrano, estuvo a cargo de la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher, el subsecretario de Mercados Agroindustriales, Pedro Vigneau, el subsecretario de Inserción Internacional, Juan Carlos Hallak, y el Decano de Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Belgrano, Leonardo Galaburri.

“Garantizar la trazabilidad de los alimentos resulta de gran importancia para diversificar la canasta exportadora argentina. El mercado internacional demanda cada vez mayor calidad en los productos. Debemos responder a las necesidades y exigencias para promover la presencia de alimentos argentinos en el mundo y potenciar las exportaciones de productos con alto valor agregado”, afirmó la secretaria de Comercio Exterior.

Durante la jornada se realizaron dos paneles sobre las tendencias en la demanda de productos con trazabilidad en el mercado asiático y europeo y las diversas oportunidades que existen para llevar los productos argentinos allí. En los paneles siguientes se expuso sobre la tecnología Blockchain y el potencial que posee para cambiar la industria de la seguridad alimentaria, a la par que reduce costos operacionales y le agrega valor al producto final. También, se capacitó y debatió sobre el agregado de valor en la cadena alimentaria, y en ese marco se destacó la marca de calidad gratuita “Sello Alimentos Argentinos”, para distinguir a los alimentos que elaboran en nuestro país, poseen una calidad diferenciada y cumplen protocolos de calidad específicos. Por último, se remarcó la importancia de pensar los sistemas de producción y exportación en términos de productividad total de los factores y se reflexionó sobre los paneles anteriores en cuanto a la oferta de alimentos, certificaciones y tecnología.

Como cierre de la jornada se coordinaron rondas de intercambio segmentadas por las regiones de Corea del Sur, Japón y Europa, para brindarles a los asistentes estrategias para adaptar sus productos o servicios al mercado en cuestión.