Se realizó el primer conversatorio: “Microcrédito y finanzas solidarias para el trabajo y la producción popular”

La actividad fue organizada por la Comisión Nacional de Microcrédito del ministerio y contó con la participación de funcionarios/as de gobierno nacional, provincial y municipal, e integrantes de organizaciones sociales.


El Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Comisión Nacional de Microdrédito (CONAMI) organizó el primer conversatorio “Microcrédito y finanzas solidarias para el trabajo y la producción popular”. El mismo se realizó de manera remota y contó con la participación de funcionarios/as de gobierno nacional, provincial y municipal, así como también integrantes de organizaciones sociales.

La jornada se dio en el marco del espacio de formación y comunicación que bajo el mismo nombre está desarrollando la CONAMI en la Plataforma de aprendizaje virtual Punto Digital.

Esta actividad contó con la presencia y apertura del titular de la CONAMI Alberto Gandulfo, se transmitió en vivo a través de Youtube y fue seguida por más de 250 personas que tuvieron la posibilidad de interactuar a través del chat en vivo, demostrando gran interés por la temática y también por la posibilidad de compartir un espacio de reflexión, de intercambio y de construcción en torno a la política de microcrédito del Ministerio de Desarrollo Social.

“Acá tenemos experiencia, tenemos militancia, tenemos las capacidades, tenemos la metodología y tenemos compromiso” dijo Gandulfo al referirse a quienes participaron del conversatorio. En su presentación, hizo hincapié en la necesidad de continuar avanzando desde la gestión asociada, trabajando junto a las organizaciones sociales para apostar, desde la lógica de las políticas públicas, al trabajo y la producción popular. También se refirió a la necesidad de avanzar en la articulación de las finanzas solidarias, que fue el tema central del encuentro.

Luego de las palabras de presentación, el primero en compartir su experiencia fue Luis Precerutti, Secretario de Economía Social de la Provincia de Entre Ríos, que inició su alocución recordando su paso por el Ministerio de Desarrollo Social al frente del programa “Banco Popular de la Buena Fe”. Señaló 4 pilares del microcrédito: la necesidad de pensarlo como herramienta en el marco de un proyecto político de transformación, la educación popular como metodología, la centralidad del rol de la mujer y la mística como elemento necesario para generar el sentido de pertenencia en torno la política de microcrédito.

Por su parte, Natalia Manini, que es integrante de la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra (UST) de Mendoza, reflexionó sobre las posibilidades que brinda el microcrédito en el proceso de producción de alimentos, desde la materia prima hasta la elaboración de alimentos y la comercialización. “El microcrédito lo utilizamos siempre como una herramienta de financiamiento de los insumos y del trabajo insertado en la lógica de las líneas productivas”, dijo. Y remarcó que “en un país que tiene el 90% de su población en las ciudades es necesario pensar estrategias de comunicación y de comercialización desde el campo a la ciudad sin descuidar la presencia en los pueblos”.

Oscar Minteguía, secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de San Martín, también estuvo presente en el conversatorio: “Desde nuestra experiencia hemos descubierto que no es un tema de recursos solamente, es un tema de intencionalidades, direccionalidades, de miradas. Es un tema de pararnos desde un lugar de protagonistas, y disponer de recursos que vayan y vengan activando procesos en toda de la sociedad”, dijo. La idea de ser parte de un proceso más grande, de reivindicar la búsqueda de la felicidad en lo que hacemos cada día, hermanades en la construcción de comunidad, fue algo mencionado por casi todes les expositores y sobre la cuál Minteguía hizo especial hincapié.

La presencia de otras voces del Ministerio de Desarrollo Social en el conversatorio, más allá de quienes organizaron desde la CONAMI, vino de la mano de Eva Verde, coordinadora de Mercados de Cercanía. Su presencia fue significativa a la hora de pensar la articulación del microcrédito con otras herramientas de las finanzas solidarias, dada la trayectoria que tiene Verde en la comercialización de la economía popular y solidaria, desde la experiencia de los movimientos sociales. “Los productores tienen la capacidad de producir y generar escala pero si no tienen un mercado donde colocar su producción, se encuentran con un cuello de botella”, expresó como punto de partida para explicar cómo el microcrédito permite también dinamizar el circuito de la comercialización popular, ofreciendo una alternativa a la producción y el trabajo popular.

El último orador del conversatorio fue Luis Caballero, Gerente de Extensión del INTA, quien hizo foco en el sujeto de la agricultura familiar campesina e indígena. Caballero recordó y resaltó la experiencia de los fondos rotatorios en la agricultura familiar y campesina, para profundizar la idea de que, “en el marco de procesos organizativos, de la mano de la administración colectiva, con el apoyo y acompañamiento técnico del Estado, combinando distintos recursos, el microcrédito es una herramienta clave para el desarrollo del trabajo y la producción popular”. En ese sentido y con ese objetivo, mencionó el convenio que se está por firmar entre el INTA, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Agricultura para implementar una operatoria de microcrédito rural.

El conversatorio duró aproximadamente 2 hs, en la cuales además de las exposiciones, se transmitió un podcast con “voces y experiencias de todo el país”, y el reciente video sobre la gestión del Ministerio de Desarrollo Social.