Se realizaron tres Mesas Federales de formación docente


En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se desarrollaron tres encuentros, cada uno dedicado a una política estratégica que desarrolla el Instituto Nacional de Formación Docente: formación situada, formación de directores y supervisores, y formación docente inicial. Se trata de los espacios de concreción de políticas federales donde participan autoridades nacionales y provinciales junto a los equipos técnicos de cada línea.

Durante la mesa de Formación Situada se presentó un balance de la implementación de los círculos para equipos directivos, las jornadas institucionales, los ateneos didácticos y los cursos para la enseñanza que forman parte del programa Nuestra Escuela. Más de 1.200.000 maestros, profesores y directivos -en ejercicio y en su lugar de trabajo- han participado de jornadas institucionales y unos 350.000 de los ateneos didácticos, donde los docentes reflexionan colectivamente sobre secuencias didácticas que implementan en el aula. Este año la política de formación situada se concentró en el desarrollo de la capacidad de comunicación en articulación con las capacidades de resolución de problemas, pensamiento crítico, aprender a aprender y trabajo con otros.

Cecilia Veleda, directora ejecutiva del INFoD, explicó que han tenido una excelente recepción: “Los docentes ven con muy buenos ojos el foco que hemos puesto en los contenidos y los desafíos centrales de la enseñanza. Los ateneos representan una modalidad de formación centrada en la práctica que queremos potenciar. Los docentes tienen un rol activo, pueden trabajar secuencias en el aula con sus estudiantes y revisar luego esta experiencia junto a sus pares. De este modo promovemos la co-formación entre pares, fortalecemos los lazos horizontales del sistema educativo y potenciamos la formación en la práctica”.

Entre otros ejes, se planificaron las acciones para 2018, se acordó ampliar la oferta de ateneos didácticos y se propuso elaborar un dispositivo de acompañamiento en la práctica y de observación entre los docentes participantes.

La segunda mesa abordó la política de formación para equipos directivos y de supervisión lanzada este año. Esta nueva estrategia propone garantizar una formación de calidad para directores y supervisores en ejercicio y para aspirantes a estos cargos, y fortalecer su rol pedagógico a través de distintas líneas de acompañamiento. Los referentes jurisdiccionales intercambiaron sobre las capacidades que deben aprender un director o un supervisor en los distintos tramos de su carrera profesional. También trabajaron en el diseño de la Actualización académica en gestión y liderazgo educativo un ciclo de 200 horas destinado a equipos directivos que se implementará en 2018.

El tercer encuentro estuvo dedicado a las políticas de formación inicial. En la jornada se expusieron algunos avances del Primer estudio nacional sobre prácticas de la enseñanza en el contexto del aula, cuyos resultados finales se presentarán en diciembre. Esta investigación - de enorme envergadura y pocos precedentes en el país- busca conocer cómo se enseña Matemáticas, Lengua, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Además de fortalecer la función de investigación en los institutos este estudio permitirá retroalimentar las políticas de formación docente inicial y continua.

Durante la mesa también se compartió balance positivo de la evaluación Enseñar en la que participaron 24.000 estudiantes del último año de 510 institutos de formación docente de todo el país; y se anunció la convocatoria a una nueva cohorte para los trayectos de fortalecimiento pedagógico destinados a profesores de secundaria que no poseen la titulación docente requerida para el cargo.