Se reactivó un foco del incendio en el área sur del Parque Nacional Nahuel Huapi

Ocurrió al atardecer del lunes 10 de enero en las inmediaciones de la seccional Villegas, donde se ha concentrado la mayor actividad en los últimos días, debido a la combinación de altas temperaturas y el incremento en la intensidad del viento; situación que provocó la activación de un punto caliente producto de un foco secundario, con un comportamiento del fuego extremo que comenzó a avanzar con rapidez ladera arriba.


Este foco, que no se encuentra en dirección a las zonas de Villegas y El Manso, se ubica en la zona Oeste del Cañadón de la Mosca, sobre una ladera de unos 200 metros de desnivel, que desciende desde la laguna Amor, en un área ubicada a unos 400 metros de la antigua traza de la ruta que unía Bariloche con El Bolsón, donde hace una semana se realizó un cortafuego de 4,5 kilómetros de extensión.

Las tareas de enfriamiento y combate para abordar este nuevo punto caliente comenzaron a las 6 de la mañana de hoy, con el despliegue de 64 brigadistas, del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, los Servicios provinciales de Manejo del fuego de Río Negro y Chubut, los Parques Nacionales Los Glaciares, Monte León, Tierra del Fuego, Lago Puelo, la Dirección de Lucha Contra Incendios Forestales y Emergencias, el guardaparque de la Seccional Villegas y Bomberos de Neuquén.

También se desplegaron los tres aviones hidrantes y el helicóptero del Servicio Nacional de Manejo del Fuego y 5 camiones URO. Se está trabajando mientras las condiciones del terreno, el viento y el comportamiento del fuego permitan el despliegue seguro de los brigadistas por tierra y los medios aéreos por aire.

Finalmente, desde el COE se recuerda que el ingreso a la zona de El Manso y Villegas se encuentra abierto para actividades de rafting, camping y acceso al sector de Los Pozones; en tanto que el acceso a Lago Steffen continúa cerrado. Asimismo, se estableció que, ante las variaciones climáticas que pueden presentarse, no se descarta la posibilidad de tomar medidas restrictivas para resguardar la seguridad de las personas que transitan y /o habitan en la zona.