Se puso en práctica el Protocolo de Actuación en Siniestros Viales


Los Ministerios de Justicia y Derechos Humanos, de Transporte, de Salud y Desarrollo Social, y los Bomberos Voluntarios de la Argentina, realizaron el primer simulacro de un accidente vial para evaluar la eficacia del Protocolo de Actuación en Siniestros Viales.

Este documento surgió por iniciativa de familiares de víctimas y su objetivo principal es validar la correcta preservación y recolección de la evidencia en la escena, para lograr procesos judiciales eficaces, mejorar la investigación de los causales y optimizar las políticas públicas en la materia.

“En la emergencia de un siniestro vial, muchas veces se destruyen las pruebas para el proceso judicial. Este es un reclamo de los familiares de víctimas. Necesitamos la coordinación interinstitucional de las agencias y lo plasmamos en un Protocolo aplicable en todo el país. Ahora, cada provincia deberá tomar la decisión de adoptarlo y capacitar a los operadores”, resaltó el subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benitez.

El primer simulacro se realizó en la sede de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA) donde se presentó una hipótesis de trabajo determinada en la que actuaron los distintos organismos poniendo a prueba el Protocolo. Veedores expertos de distintas áreas realizaron una observación exhaustiva con el objeto de analizar el texto y modificarlo en una posterior jornada de análisis crítico, a la que serán invitados todos los participantes directos del ejercicio.

En el simulacro intervinieron tres vehículos siniestrados, periodistas, testigos y un grupo de actores que representaron a 12 víctimas (de los cuales 2 eran fallecidos, 6 lesionados leves y 4 heridos graves). También participaron los Bomberos Voluntarios, DINESA, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y fiscales de Ministerio Público de Acusación de Santa Fe.

Protocolo de Actuación

El Protocolo de Actuación en Siniestros Viales fue elaborado en conjunto por la ANSV del Ministerio de Transporte, la Subsecretaria de Justicia y Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y los Bomberos Voluntarios de la República Argentina.

Se analizaron distintas variables con el objetivo de dotar al documento de la suficiente generalidad y flexibilidad para ser adoptado en cualquier siniestro que ocurra en el país, con las consecuentes diferencias geográficas y organizacionales.

Se trabajó con la idea de una línea de tiempo que se inicia en el punto 0 desde la recepción de la llamada de emergencias y su consecuente respuesta derivada; una escena atravesada por la actuación de los distintos respondientes a la emergencia y la necesidad de adaptar la respuesta a la demanda social de resguardar la escena del incidente.

Los estudios realizados dictan la urgencia de reorganizar la actuación en torno a la necesidad de comprender la importancia de asegurar la intangibilidad de la escena de un siniestro vial para lograr una investigación seria y una resolución justa.

“Este protocolo es sumamente importante para la seguridad vial ya que resguarda la evidencia y nos permite contar con información de calidad para conocer las causas de los siniestros. Datos vitales para trabajar en políticas públicas eficientes y llevar a cabo acciones de prevención para lograr un futuro más seguro para todos los argentinos” declaró Carlos Pérez, director ejecutivo de la ANSV.