Se presentó la reedición de “Una pregunta. 30 años” en Chaco

En el marco de la Feria del Libro de la provincia, autoridades del BNDG viajaron a Resistencia para el lanzamiento de una nueva edición del libro institucional. El evento tuvo lugar en la Casa por la Memoria, ubicada en la capital chaqueña.


Con motivo de la edición 2019 de la Feria del Libro del Chaco, autoridades y personal del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) viajaron a Resistencia el pasado viernes 12 para presentar la reedición de “Una pregunta. 30 años”, publicación que relata la memoria institucional del organismo.

El lanzamiento se llevó a cabo en la Casa por la Memoria de la capital chaqueña, y en él participaron la Dra. Mariana Herrera Piñero, directora del BNDG; María Pilar González, prensa y difusión del organismo; Daniel Cholakian, coordinador del libro y moderador de la mesa; Aníbal Ponti, presidente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM); Fernanda Molfino, de H.I.J.O.S. regional Chaco en la Red Nacional; y Juan Carlos Fernández coordinador del Registro Único de la Verdad (RUV). Santiago Osuna, de H.I.J.O.S. Chaco en la Red Nacional, fue el encargado de entregar publicaciones elaboradas desde el RUV a los integrantes del BNDG.

Aníbal Ponti abrió la jornada y celebró la presentación en la Casa por la Memoria, “el lugar indicado por su valor simbólico para realizar este tipo de eventos”. Juan Carlos Fernández comentó pormenores de la labor desplegada por el Registro Único de la Verdad en la provincia, en donde subrayó “la importancia de institucionalizar la lucha de las familias y de los sobrevivientes es lo que queda inscripto en la ley, como la del Banco, o la de la CPM”.


Foto: Comisión Provincial por la Memoria

Por su parte, Fernanda Molfino, de H.I.J.O.S. Chaco, comentó cómo fue el reencuentro de la familia Amarilla Molfino con su primo Guillermo Martín: “Fue una fiesta, además de ser mi primo es mi hermano postizo, tengo una conexión muy fuerte con él. Estoy acá en agradecimiento y para aportar mi granito de arena en la búsqueda. No hablar de dónde venimos y hacia dónde vamos es un triunfo de los genocidas” sostuvo.

A su turno, María Pilar González, del área de comunicación del Banco, resumió uno de los capítulos del libro, en donde se trata el carácter inédito del pedido de Abuelas de Plaza de Mayo a la comunidad científica, en una época en la que no existía la genética forense.

Por último, Mariana Herrera Piñero se refirió a las distintas etapas de la institución, con tres gestiones que dejaron su impronta en épocas muy distintas. En ese sentido comentó que el trabajo del Banco “no se resume en el laboratorio, viene de una investigación articulada con otras entidades y con la Justicia, familias y organismos de DDHH”. Hizo hincapié en la importancia de articular con otras instituciones, como por ejemplo el Archivo Nacional de la Memoria, que en la actualidad colabora en la digitalización del archivo del BNDG.


Foto: Comisión Provincial por la Memoria

“Articular la labor científica no solamente en el laboratorio, sino con las investigaciones preliminares; la previa a que un joven llegue y de su muestra; crear modelos matemáticos en las partidas de nacimiento que den mayores datos para mejorar el proceso de búsqueda en las partidas y fichas, este es nuestro desafío. Llevar la ciencia a los lugares que la necesiten, como hicieron las Abuelas en su momento”, concluyó Herrera Piñero.