Se presentó el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030 ante la CAPLANCYT

Este nuevo Plan tiene por objetivo general fomentar la generación y gestión del conocimiento para la innovación social, productiva, inclusiva y sostenible.


El secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, Diego Hurtado, presentó las definiciones estratégicas del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (PNCTI) 2030 en una reunión con miembros de la Comisión Asesora para el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CAPLANCYT). “Este plan estratégico marca el rumbo, nos permite definir la política de CTI a escala nacional con orientación y es la condición de posibilidad para comenzar con el trabajo del plan operativo a corto, mediano y largo plazo”, señaló Hurtado.

El PNCTI 2030, elaborado por la Subsecretaría de Políticas en CTI, a través de la Dirección Nacional de Políticas y Planificación, parte de cuatro núcleos conceptuales y tres pilares de gestión que fundamentan y estructuran los lineamientos de política y las estrategias de intervención. Los núcleos conceptuales son: un Estado protector y emprendedor, para garantizar y promover la innovación productiva con inclusión social; el desarrollo sostenible, en línea con los objetivos establecidos por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para asegurar el bienestar de las generaciones futuras; la territorialidad, concepto que se enfoca en reducir la asimetrías y potenciar las capacidades de cada territorio; y el cambio estructural, entendido como un proceso de transformación progresiva de la matriz productiva con el aporte de la ciencia y la tecnología.

Por su parte, los pilares de gestión, a los que Hurtado definió como “principios guías para la definición y gestión de las agendas” son: la articulación multinivel, con actores sociales, gubernamentales y económicos; el impacto social y productivo, entendido como la capacidad de dar respuestas desde la ciencia y la tecnología a problemáticas socioproductivas concretas; y la federalización, entendida como una distribución más equitativa de las capacidades de las instituciones de CTI en todo el país y, también, como una mayor participación de las jurisdicciones en los esfuerzos destinados a fomentar las actividades de I+D+i.

A partir de estas definiciones, el PNCTI 2030 se articula en torno a cuatro tipos de agendas que servirán de hoja de ruta para organizar prioridades, acciones y presupuesto. Por un lado, las Agendas Nacionales tienen por objeto la solución de problemas de interés nacional con fuerte asociación de las políticas públicas. Las mismas se dividen en Agendas para la Acción, orientadas al corto y mediano plazo, y las Agendas Estratégicas, que se organizan en torno a grandes temas de interés nacional, denominados Desafíos Nacionales, a mediano y largo plazo: Argentina Espacial; Bioeconomía para el Desarrollo Territorial; Pampa Azul; Argentina contra la Pobreza, la Desigualdad y la Vulnerabilidad Socioambiental; Salud Accesible, Equitativa y de Calidad; Transformación Digital; Transición al Desarrollo Sostenible; y Transición Energética.

El PNCTI 2030 también incluye las Agendas Territoriales que se enfocan en sectores y temáticas relevantes para el desarrollo de las jurisdicciones y las regiones del país. Para ello, cada provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trabajaron en la definición de sus propios “Vectores de Desarrollo Social, Productivo y Ambiental” (núcleos, cadenas de valor/temas sociales y productivos) y sus alcances, dados por los desafíos y oportunidades de intervención dentro de cada uno de ellos, en los que resulta necesario generar respuestas y soluciones efectivas y conducentes a la mejora de la calidad y condiciones de vida de su población.

Complementariamente, hay tres Agendas Transversales: la Agenda de Promoción del Conocimiento, que busca impulsar la generación de conocimiento de calidad y consolidar la base científica del país; la Agenda de Tecnologías Aplicadas a la Producción, que apunta a impulsar procesos de generación, mejora y diversificación de capacidades tecnológicas en el sector de bienes y servicios; y la Agenda de las Ciencias Sociales y Humanas, que apunta a comprender y facilitar los procesos sociales asociados a la transformación productiva, así como a favorecer el desarrollo con inclusión social.
Finalmente, la Agenda de Cambio Institucional se enfoca en las instituciones, poniendo énfasis en la necesidad de fortalecerlas y de crear entramados institucionales capaces de producir conocimiento y desarrollar tecnologías que puedan dar respuesta a las condiciones del contexto social, productivo y ambiental.

Tras la presentación de Hurtado, se abrió un espacio en el cual los integrantes de la comisión asesora pudieron aportar sus opiniones, consultas o comentarios.

En el cierre del encuentro, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, agradeció las contribuciones de la CAPLANCYT ya que “nos ayudan a poner las ideas que están en nuestras cabezas de una manera más clara sobre el papel”. En relación a algunas de las intervenciones que se realizaron en la reunión, el ministro destacó la importancia de la federalización para reducir inequidades en el territorio y para que “cada región y cada provincia de nuestro país empiece a desarrollar las capacidades para resolver, con una base de conocimiento y tecnología, sus problemas más relevantes”.

También resaltó la necesidad de fomentar la inversión privada y el financiamiento del Estado mediante un desarrollo combinado de ambos sectores para que haya puentes de comunicación entre sí. Por último, anunció que se planea “incorporar científicos en los organismos reguladores, para lo cual hemos convocado a todas las agencias reguladoras a que nos presenten sus necesidades en materia de recursos humanos para que estén en condiciones de evaluar tecnologías”.