Se presentaron las conclusiones preliminares de la evaluación externa de la función I+D de la Universidad Nacional de Córdoba

Participaron autoridades de la Universidad, el comité evaluador e integrantes del Programa de Evaluación Institucional del MINCyT.


Se compartieron las primeras conclusiones de la evaluación externa de la función I+D de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) realizada en el marco del Programa de Evaluación Institucional (PEI). El informe analizó y puso en valor el desempeño de la función I+D, tanto hacia el interior de la institución como en relación con su entorno social y productivo apuntando a la resolución de dificultades y al fortalecimiento de la función. La reunión, encabezada por la directora Nacional de Objetivos y Procesos Institucionales, Laura Martínez Porta, contó con la presencia del Comité de Evaluación Externa y su coordinador, Luis Beccaria; la secretaria de Ciencia y Tecnología de la UNC, Carla Giacomelli; el Consejo Asesor de Ciencia y Tecnología, integrado por los secretarios de las unidades académicas de la UNC; el subsecretario de Evaluación Institucional, Humberto Cisale, y miembros del equipo del PEI del MINCyT.

“Es un hito estar haciendo este primer cierre de la evaluación externa de la UNC. Fue uno de los casos más complejos que tuvo el PEI y esto se evidencia plenamente en el momento de la evaluación externa. Desde el mes de abril empezamos a planificar la visita. Fueron cuatro semanas de relevamiento por parte del Comité, se realizaron 35 entrevistas y 19 visitas en la Universidad, interactuando con más de 300 actores de la institución. Esta etapa marca un cierre preliminar de la visita de evaluadores/as. Durante estas cuatro semanas el Comité tuvo, además, la oportunidad de realizar 10 reuniones de trabajo para intercambiar opiniones. Estas conclusiones preliminares del informe dan cuenta de un conjunto de dimensiones de análisis que se profundizarán en el informe escrito”, señaló Martínez Porta en la apertura del encuentro y agradeció a todos los involucrados/as.

La presentación de la conclusiones preliminares estuvo a cargo de Luis Beccaria y consistió en identificar las fortalezas y debilidades de la función I+D en relación al marco institucional, políticas y estrategias, políticas de género, gestión I+D+i, recursos humanos, infraestructura y equipamiento, y actividades y productos.

Al término, la secretaria de Ciencia y Tecnología de la UNC, Carla Giacomelli, expresó: “Es infinito el trabajo del PEI y el comité evaluador en la elaboración de una mirada crítica de I+D de la UNC. Las entrevistas a distintos actores pudieron aportar mucha información. Esta universidad es heterogénea y esa heterogeneidad le da muchas fortalezas. Algunas de las cuestiones planteadas ya están siendo atendidas, por ejemplo, el comité de ética y la financiación más específica para ciencias sociales y humanidades. Agradezco el trabajo volcado en el informe para un plan de mejoramiento, que será objeto de estudio y será trasladado de esta gestión hacia la próxima”. Acto seguido, los distintos actores presentes compartieron reflexiones sobre el informe.

La participación de la UNC en el PEI
El PEI acompaña el proceso de autoevaluación de la función I+D de las instituciones y brinda asistencia técnica y apoyo financiero para su realización. Además, gestiona el proceso de evaluación externa, ofrece asistencia técnica para la elaboración de los planes de mejoramiento y monitorea su implementación.

Cabe destacar que la UNC es una institución con una vasta trayectoria y una posición consolidada dentro del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI). Asimismo se caracteriza por la heterogeneidad de temáticas, distribuidas en un número significativo de unidades académicas de diversa trayectoria. Por ello, los esfuerzos encaminados a potenciar los logros y fortalezas y a crear las condiciones para abordar las debilidades en la gestión integral de la función I+D debieron atender a la complejidad del caso.

El Comité de Evaluación Externa de la función I+D de la UNC fue designado por el MINCyT previa consulta con las autoridades de la institución, y está integrado por trece evaluadores/as: Vera Álvarez (Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales - INTEMA/UNDMdP-CONICET), Luis Beccaria (Universidad Nacional de General Sarmiento-UNGS/UBA), Graciela Boccaccio (Fundación Leloir y FCEyN-UBA), Paula Canelo (Universidad Nacional de San Martín, Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo y Universidad de Buenos Aires), Adriana De Siervi (Instituto de Biología y Medicina Experimental, IBYME), Víctor Fachinotti (Centro Internacional de Métodos Computacionales en Ingeniería CIMEC-UNL-CONICET), Viviana Fernández Prajou (Universidad de Chile), Marta Maffia (Universidad Nacional de La Plata -Facultad de Ciencias Naturales y Museo - División Etnografía), Luis Marone (Instituto Argentino de Investigaciones de Zonas Áridas - IADIZA/UNCuyo-CONICET), Pablo Mauas (Instituto de Astronomía y Física del Espacio-IAFE/UBA - CONICET), Gustavo Ríos (Universidad Nacional de Hurlingham), Carlos Silva Cárdenas (Pontificia Universidad Católica del Perú) y Ramón Alberto Sosa (Grupo de Investigación en Ecología de Comunidades Áridas y Semiáridas - EComAS/Universidad Nacional de La Pampa).

El próximo paso es la presentación del informe de evaluación externa, que será un insumo clave para el diseño de un plan de mejoramiento (PM) de la función I+D en la institución. Una vez aprobado el PM, que contará con financiamiento del MINCyT, será implementado por la UNC con el apoyo y monitoreo del PEI. Este plan incluirá objetivos factibles y deberá fijar metas y acciones concretas que tiendan a superar las falencias y los desafíos encontrados. A su vez, deberá enmarcarse en los objetivos de estratégicos planteados por la UNC y ser una consecuencia del proceso de evaluación de la función I+D.