Se presentaron indicadores sobre recursos dedicados a I+D en entidades sin fines de lucro

En el marco de la realización del Relevamiento Anual a Entidades que Realizan Actividades Científicas y Tecnológicas, se presentó un informe sectorial sobre los resultados del operativo 2020.


Continuando con la ronda de encuentros sobre disponibilidad y uso de información estratégica en CTI, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación a través de la dirección nacional de Información Científica (DNIC) de la subsecretaría de Estudios y Prospectiva, organizó una reunión con representantes de entidades sin fines de lucro que realizan actividades de investigación y desarrollo en el país.

Durante el evento, se presentaron los principales resultados del informe 2020 del Relevamiento Anual a Entidades que Realizan Actividades Científicas y Tecnológicas (RACT) y se respondieron consultas acerca del operativo 2021 de dicho relevamiento que se encuentra actualmente en campo.

La apertura estuvo a cargo del secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, Diego Hurtado y del subsecretario de Estudios y Prospectiva, Eduardo Mallo.

En su presentación, Hurtado remarcó que los indicadores elaborados por la DNIC son uno de los pilares sobre los que se basa el proceso de elaboración concertada, colectiva y de escala nacional del Plan 2030. En ese contexto, enumeró tres aspectos de la inversión en I+D argentina que deben mejorarse: el porcentaje invertido respecto del PBI (0,46% para 2019); la proporción de fondos destinados a ciencias aplicadas, como ingenierías y tecnología; y el desequilibrio territorial en la distribución de la inversión.

“La Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, recientemente aprobada, propone llevar gradualmente la inversión pública en I+D al 1% del PBI para el año 2032. Esta ley nos da la previsibilidad de un incremento gradual que, entre otras cosas, nos permitirá generar políticas e instrumentos que incentiven la inversión privada para intentar acercarla a valores similares a la pública”, explicó el secretario.

Por otra parte, como ejemplo de las medidas que se están tomando en pos de avanzar hacia una mayor federalización de la ciencia, Hurtado mencionó la decisión de comenzar el proceso de elaboración del Plan Nacional de Ciencia 2030 a partir de la conformación de agendas provinciales.

A continuación, Mallo manifestó: “Creemos que las instituciones son la clave para poder entender y operar sobre el proceso de desarrollo científico y tecnológico de nuestro país. Pensando en este contexto, estamos creando un Observatorio de Ciencia, Tecnología e Innovación que tendrá como objetivos generales difundir el uso de la información que generamos, mejorar su gestión y fortalecer procesos de planificación en términos institucionales para el conjunto del sistema científico”.

En el mismo sentido, Mallo anticipó que desde la Subsecretaría trabajan en la conformación de una Red Argentina de Información Científica en la que se podrán intercambiar experiencias con otras instituciones y organismos del sector científico del país.

La presentación de los resultados generales del RACT 2020 estuvo a cargo del director nacional de Información Científica, Gustavo Arber, en tanto, la Prof. Victoria Juárez, responsable del RACT, se focalizó en los datos correspondientes a las entidades sin fines de lucro argentinas que realizan actividades de I+D.

Principales resultados generales (año 2019):

● La inversión en I+D es de $96.664 millones (pesos corrientes). El 61,4% corresponde al sector público (39,1% a organismos públicos de ciencia y 22,3% a universidades nacionales y provinciales) y el 38,6% proviene del sector privado (36,1% de empresas, 1,4% de universidades privadas y 1,1% de entidades sin fines de lucro).
● En relación al PBI, la inversión en I+D alcanza el 0,46% (0,28% inversión pública / 0,18% inversión privada).
● El total de investigadores/as es de 90.747, donde las mujeres representan un 53%.
● Hay 2,9 investigadores/as en equivalente a jornada completa cada 1.000 habitantes de la población económicamente activa.

Principales resultados de las entidades sin fines de lucro (año 2019):

● La inversión en I+D es de $1.132 millones (pesos corrientes). Si se traduce a valores constantes, este valor se mantiene relativamente estable entre 2017-2019, a diferencia del resto de los sectores que sufren una caída pronunciada en ese período.
● Se invierten $2.066.482 (pesos corrientes) promedio por investigador/a. Esta cifra duplica el promedio general de la inversión total en I+D por investigador/a.
● El 80% de la inversión en I+D se destina a investigación aplicada, el 16% a investigación básica y un 4% a desarrollo experimental. Sin embargo, los proyectos de desarrollo experimental son los que más dinero ejecutan.
● Hay una fuerte concentración de la inversión en I+D (87,2%) en el área metropolitana (CABA y GBA).
● El total de RR.HH. dedicados a I+D es de 1.404 personas, de las cuales el 33% es personal doble dependencia CONICET-institución.

Ver informe completo: Investigación y desarrollo en entidades sin fines de lucro. Año 2019

Participaron del encuentro representantes de la Asociación Civil Centro de Estudios e Investigación en Ciencias Sociales; la Asociación Civil Grupo REDES; el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES); el Centro de Estudios Históricos "Prof. Carlos S. A. Segreti"; el Centro de Investigación y Asistencia Técnica a la Industria (CIATI); el Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación (CIECTI); CREA; la Fundación Bariloche; la Fundación de Historia Natural Félix de Azara; la Fundación para Investigaciones Biológicas Aplicadas; el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM); el Instituto de Investigaciones de Historia del Derecho; el Instituto de Neurología Cognitiva (INECO); el Instituto para la Inclusión Social y el Desarrollo Humano; el Museo Paleontológico Egidio Feruglio; y la Sociedad Argentina de Análisis Filosófico.

Sobre el Relevamiento Anual a Entidades que Realizan Actividades Científicas y Tecnológicas (RACT)

El RACT tiene por objetivo relevar los esfuerzos realizados en materia de recursos financieros y humanos dedicados a actividades científicas y tecnológicas en Argentina. Para ello, se censa a los organismos públicos de ciencia (nacionales y provinciales), a las universidades públicas y privadas, y a un directorio de entidades sin fines de lucro. Los datos globales del informe incluyen, además, información estadística del sector empresario, surgida a partir de la Encuesta sobre I+D del Sector Empresario Argentino (ESID). Ambos relevamientos son realizados por la DNIC.