Se inició el ciclo de capacitaciones para el manejo seguro de sustancias inflamables en refrigerantes

Es parte del esfuerzo realizado desde el Ministerio de Ambiente para el uso de sustancias que no afecten la capa de ozono ni contribuyan al cambio climático.


La oficina del Programa Ozono, que forma parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, dió comienzo ayer al ciclo de capacitaciones para técnicos en refrigeración denominado “Manejo de buenas prácticas en equipos refrigerantes”, el que tendrá lugar en diferentes puntos del país durante todo el año. En el inicio, compuesto por dos jornadas, participaron especialistas de diferentes provincias y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) que desempeñarán funciones de formación de otros técnicos, de manera de replicar la enseñanza de estas buenas prácticas.

Los cursos constituyen una base para la posterior certificación de los técnicos en refrigeración que realizará la UTN en el marco de implementación del Sistema Nacional de Certificación de Técnicos en Refrigeración en el manejo seguro de sustancias inflamables en equipos de refrigeración .

El Programa Ozono tiene como responsabilidad implementar todas las actividades necesarias para eliminar las sustancias controladas por el Protocolo de Montreal, entre las cuales se incluye la capacitación a técnicos en refrigeración ya que la actividad de esas sustancias impacta en la disminución de la capa de ozono y en el cambio climático. Es con este impulso que se inició la nueva etapa de capacitación, ya que es primordial concientizar al sector en el manejo de la nueva generación de refrigerantes, de manera que los técnicos brinden sus servicios de reparación de equipos de refrigeración —tanto domésticos como comerciales e industriales— de manera segura.

También se ha implementado con la UTN un Sistema de Certificación de Técnicos en esta temática. Está previsto continuar con la entrega de equipos y herramientas, en forma de donación, a aquellos que certifiquen, en la búsqueda de aumentar la motivación y participación en dicho sistema. Vale señalar que durante el mes de enero llegaron al país estos equipos, herramientas y bancos de capacitación que se entregaron a un grupo de 20 capacitadores que fueran formados en el Centro de Estudios Galileo en Italia y que son quienes continuarán con el ciclo formativo que acaba de iniciarse.

El Protocolo de Montreal​ es un acuerdo del Convenio de Viena destinado a la protección de la capa de ozono, mediante la reducción de la producción y el consumo de numerosas sustancias que reaccionan con ella y la agotan. El acuerdo entró en vigencia el 1 de enero de 1989. Argentina cumplió con los compromisos internacionales asumidos en este protocolo eliminando de manera anticipada la mayor parte de esas sustancias. El acuerdo reviste una singular relevancia para el país dada la ubicación geográfica del agujero de ozono y su capacidad para afectarlo de manera particular.

Desde el año 2004, el Programa Ozono ha capacitado a más de 12.300 técnicos en 73 localidades del país, y entregado equipos y herramientas en forma gratuita a más de 3.600 de ellos. Asimismo, desde el inicio, más de 207 empresas radicadas en 17 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se han beneficiado con proyectos de reconversión industrial en los sectores de espumas rígidas y flexibles de poliuretano y de poliestireno; refrigeración doméstica, comercial e industrial; aire acondicionado automotor y doméstico; solventes; aerosoles industriales; esterilización y de inhaladores de dosis medidas. También fueron reconvertidos más de 16.000 productores de frutas, hortalizas y flores de corte que utilizaban bromuro de metilo como fumigante de suelos.